FUNCIÓN PÚBLICA

El Gobierno devolverá a los funcionarios en abril la mitad de la paga suprimida en el 2012

La medida beneficia solo a los empleados de la administración del Estado y supone unos 750 euros en la nómina, según CSIF

La Generalitat paraliza la negociación en Catalunya con la excusa del aumento del déficit público

Movilizaciones de funcionarios de justicia durante la crisis.

Movilizaciones de funcionarios de justicia durante la crisis. / JOAN PUIG

3
Se lee en minutos
Mercedes Jansa
Mercedes Jansa

Periodista

ver +
Antoni Fuentes
Antoni Fuentes

Periodista

ver +

Guía para funcionarios que esperan la paga extra

Los trabajadores de la Administración General del Estado (AGE) y de la administración de justicia recibirán a finales de este mes de abril o principios de mayo el importe de la mitad de la paga extra suprimida en el 2012 que aún tenían pendiente de recuperar. El Ministerio de Hacienda, que se comprometió a este abono en julio pasado, no ha cuantificado el número de trabajadores beneficiados ni el importe total de este gasto que, en todo caso, no aumentará el déficit público de este año porque ya estaba previsto en los presupuestos generales del Estado (PGE), aunque sin fijar una cantidad exacta.

El anuncio ha sido realizado por el sindicato CSIF con fuertes críticas de las centrales CCOO y UGT, que lo tachan de portavoz del Gobierno y de prestarse a "instrumentalizar" a los funcionarios como ariete electoral del PP. También desde la oposición política se ha denunciado el uso que hace el Ejecutivo de la recuperación de un derecho, como ya ocurrió en el 2015 cuando el 24,04% de la paga fue abonada en enero y el 26,23% restante, en octubre. 

EL CÁLCULO

Ante el silencio de Hacienda, CSIF ha hecho su propia estimación sobre el impacto económico de la medida. Afectará aproximadamente a medio millón de empleados, entre los 212.298 de la administración general del Estado; 24.415 de la administración de justicia no transferida; las fuerzas armadas y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a los de entidades públicas empresariales como AENA y Renfe y organismos públicos. En total representan el 20% de los empleados públicos de España, ya que quedan excluidos los de los ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas. 

Los Presupuestos del Estado para este año no apuntan el gasto y solo señalan que subirá el 4,9% "como consecuencia de la actualización al 1% de las retribuciones de los empleados públicos, de la recuperación del 50% de la paga extra de 2012", entre otras cosas. Si finalmente afecta a todos los empleados el gasto rondaria los 547 millones de euros, según el CSIF, y supondrá unos 750 euros en la nómina. El último pago realizado en octubre, del 26,32% costó 251,86 millones de euros.  

La indignación manifestada por CCOO y UGT por la indefinición del Gobierno y el papel del CSIF responde a que ambas centrales preguntaron por el tema el lunes pasado a la dirección general de la Función Pública que les respondió que no había nada decidido. A ambos sindicatos habían llegado noticias de que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, se lo había comunicado a los funcionarios de su departamento. En una nueva consulta de este martes por la mañana, Función Pública ni confirmó ni desmintió el anuncio, según fuentes sindicales.

EL GOVERN PARA LA DEVOLUCIÓN POR EL DÉFICIT

Noticias relacionadas

En Catalunya, los más de 200.000 empleados públicos de la Generalitat y sus empresas públicas siguen esperando a que el Govern cumpla con el mandato del Parlament (con los votos de Junts pel Sí) de retornar el 75% de la paga extra suprimida en el 2012 en varios pagos distribuidos hasta principios del 2018. Pero el Govern suspendió la última reunión prevista para negociar el calendario con los sindicatos con la excusa de las posibles consecuencias para las cuentas públicas de la advertencia del Ejecutivo central de que son necesarios nuevos recortes en el gasto para cumplir con el objetivo de déficit. Los sindicatos esperan que se reanude la negociación para iniciar la devolución en un primer pago alrededor de junio, otro más importante en el 2017 y uno final a principios del 2018. La última propuesta del Govern era concentrar el 80% de la devolución pendiente en el 2017 y el 2018.

El responsable de CCOO en la Generalitat, Xesús González, recuerda que "el resto de administraciones de Catalunya y de comunidades autónomas ya han devuelto la extra del 2012 o se han comprometido a ello", con el agravante de que los funcionarios de la Generalitat también perdieron la paga en el 2013 y el 2014, que siguen pendientes de devolución pero sin ningún calendario.