DEBATE SOBRE UN SERVICIO PÚBLICO

¿El agua? Mejor transparente

Ramón Tamames y Ramiro Aurín defienden crear un regulador para el servicio hídrico como la CNMV o la CNMC

Los dos expertos dicen que con un árbitro neutral un conflicto como el de ATLL se solventaría sin tribunales

Tamames, izquierda, y Aurín ante la puerta del Cercle d’Economia. 

Tamames, izquierda, y Aurín ante la puerta del Cercle d’Economia. 

Se lee en minutos

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

¿El agua? Mejor transparente. Al menos en materia de regulación. A esa conclusión llegan los dos expertos Ramón Tamames y Ramiro Aurín, que a la vez defienden el sistema concesional como "el más eficiente y eficaz para gestionar el agua".

Autores de 'Gobernanza y gestión del agua: modelo público y privado' (Profit Editorial), presentado en el Cercle d'Economia, ambos son partidarios de un regulador independiente. "Con un ente de este tipo el conflicto judicial de Aigües Ter Llobregat (ATLL) Aigües Ter Llobregat (ATLL) o el que afecta a la sociedad mixta del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y Aigües de Barcelona (Agbar)AMBAgbar se hubieran solventado con naturalidad, sin los tribunales", explica Tamames.

"Berlín "Berlín remunicipalizó el servicio y tiene el agua más cara de Europa", afirman

Según este doctor en derecho y económicas y autor de 'Estructura Económica de España', que ya va por su edición 25, el organismo de supervisión del agua debería contar al menos con los mismos poderes que el de la competencia (CNMC) o el que supervisa las bolsas (CNMV).Y, según Aurín, "serviría para homogeneizar y hacer transparentes los costes. La gestión ha de ser tan próxima como sea posible, pero la regulación ha de ser nacional para que sea muy eficiente".

Aurín, ingeniero de caminos y pionero de la ingeniería ambiental en España, recuerda que en el caso de ATLL, un organismo de la Generalitat anuló (el OARCC), a instancias de Agbar, el concurso que había ganado Acciona, pero "su propio poder político le negó el pan y la sal" al no ser independiente, lo que desató la batalla judicial.

En el caso de la sociedad mixta AMB-Agbar, "un competidor, Aguas de Valencia, con pocas probabilidades de ganar, entabló una batalla jurídica", aprovechando que el nuevo equipo municipal defendía la gestión pública. Querían, añade, "aprovechar que el árbitro les pitaría a favor" que es algo que, a su entender, con un regulador independiente, no sucedería.

Te puede interesar

Aurín también considera "pseudomorales" los argumentos de quienes defienden remunicipalizar la gestión del agua porque no se basan en datos. "Berlín remunicipalizó el servicio, emergieron todos los costes y el agua es la más cara de Europa, a cinco euros por metro cúbico", casi el doble que en España; y en París se hizo lo mismo con una parte "y han aumentado las pérdidas" por las canalizaciones "por falta de mantenimiento". 

Según Tamames, las apelaciones a la remunicipalización responden al "populismo" por parte de grupos como En Comú Podem, encabezado por Ada Colau; o Ahora Madrid, de Manuela Carmena. Esta actitud, asegura, se va desvaneciendo, "cuando acceden al poder y se dan cuenta de que el sistema concesional no es tan malo ni corrupto". Tamames advierte de que quieren tocar un servicio "que funciona perfectamente y que tiene un precio muy por debajo de la media europea".