12 jul 2020

Ir a contenido

ECONOMÍA SOCIAL

Las cooperativas catalanas crean empleo por tercer año consecutivo

La cifra de socios y empleados creció un 4,6% en el 2015 y superó las 43.000 personas

Antoni Fuentes

Instalaciones de la cooperativa Roba Amiga en Sant Esteve Sesrovires.

Instalaciones de la cooperativa Roba Amiga en Sant Esteve Sesrovires. / JOAN PUIG

La recuperación empezó antes en la economía social. Las cooperativas catalanas siguen creciendo y en el 2015 aumentaron sus empleos por tercer año consecutivo. La búsqueda de una salida alternativa al paro y el auge de los valores ligados a la responsabilidad social han hecho que el número de socios y de empleados de las cooperativas catalanas haya crecido el 4,6% y que se hayan sumado 2.000 ocupados, con lo que el sector supera ya las 43.000 personas en activo. 

Entre el 2010 y el 2015, la ocupación subió un 10%, con lo que este sector de la economía social tiene ya más personas trabajando que antes de la crisis, según ha explicado Perfecto Alonso, presidente de la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya, un objetivo que todavía está muy lejos para el conjunto del mercado laboral. 

MEJORA DE LOS INGRESOS

La entidad celebra este viernes su asamblea anual en un clima de mejora, como muestra el hecho de que el 80% de las cooperativas han mejorado sus ingresos, según un sondeo llevado a cabo por la federación. Además de la carga de responsabilidad social que conlleva crear una cooperativa, esta fórmula tiene el viento a favor de algunas tendencias de fondo de la sociedad, como la creciente preferencia por empresas comprometidas o próximas en el territorio, el llamado kilómetro cero. Más de un tercio de los consumidores de productos de cooperativas son de hace solo cinco años, según un estudio de la federación. Un reciente estudio de la Xarxa d'Economia Solidària cuantifica en 123 millones de euros anuales el impacto de la economía social en Catalunya. 

El atractivo que generan las cooperativas ha aumentado el peso de este tipo de empresas de un porcentaje simbólico hasta el 12% de las nuevas sociedades creadas, según ha destacado Perfecto Alonso.  

La asamblea se celebrará con la resaca todavía de la reciente batalla librada en el sector a raíz de la reforma de la ley de cooperativas de Catalunya, en la que se frenaron o suavizaron algunos de los aspectos más polémicos como la nueva figura del administrador único, más propia de las sociedades mercantiles, que la Generalitat pretendía introducir. 

Temas Empleo