Ir a contenido

DEBATE EN EL PLENO

Unanimidad en el Congreso para subir el salario mínimo

339 diputados de todos los grupos apoyan la propuesta de Democracia i Llibertat para que esta renta llegue a 1.000 euros al mes en cuatro años

MERCEDES JANSA / MADRID

Carles Campuzano conversa con Pedro Saura en el Congreso de los Diputados.

Carles Campuzano conversa con Pedro Saura en el Congreso de los Diputados. / DAVID CASTRO

Todos los diputados presentes en el pleno del Congreso de esta tarde, 339 en total, han votado a favor de subir el salario mínimo interprofesional (SMI)  hasta los 1.000 euros la mes y de garantizar que en el futuro no sufra más pérdida de poder adquisitivo.

La propuesta original partió del grupo catalán Democracia i Llibertat y ha sido defendida por Carles Campuzano en el sentido de que esta renta debe converger con la media europea como un instrumento para evitar la pobreza de miles de familias trabajadoras.

El texto aprobado será una obligación al hipotético Gobierno que se forme en esta legislatura, pero se perderá su efecto en caso de que hubiera nuevas elecciones pues las iniciativas dejan de tener vigencia con la disolución de las Cortes. En caso de que la legislatura no se acorte por unas elecciones anticipadas, el nuevo SMI estaría en vigor en el 2020.

EN CUATRO AÑOS

En todo caso, la proposición  no de ley insta al Gobierno a acordar con las organizaciones sindicales y empresariales y con las autonomías un calendario para elevar el SMI en la legislatura con el objetivo de que al cabo de cuatro años quede en 12.000 euros al año. En la actualidad el salario mínimo es de 9.127,8 euros.

Para lograr el apoyo de todos los grupos, Democracia i Llibertat pactaron un texto más ambiguo que el original o al menos no tan taxativo, para cambiar el sistema de cálculo de las futuras subidas. Así, para fijar el SMI, el Ejecutivo tendrá en cuenta cada año el IPC, la productividad nacional, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general.

Aunque no se ofrece una fórmula concreta que determine cómo la situación de la economía puede  influir en el SMI, Campuzano ha asegurado que se evitarán futuras pérdidas de poder adquisitivo.

La semana pasada, la Comisión de Empleo del Congreso aprobó con el voto favorable de todos los partidos, salvo el PP, una proposición no de ley de Podemos para derogar las reformas laborales del 2010 y del 2012 y subir el salario mínimo para cumplir con la Carta Social Europea que exige que sea al menos equivalente al 60% del salario medio.