Ir a contenido

NUEVA ACTIVIDAD

La Generalitat pone en marcha una comisión para regular la economía colaborativa

No habrá una ley específica del sector, sino que la normativa ya existente incorporará menciones a la economía colaborativa

La primera que se adaptará a la nueva realidad es la norma turística

Antoni Fuentes Josep M. Berengueras

Piso turístico en la calle Aribau de Barcelona.

Piso turístico en la calle Aribau de Barcelona. / FERRAN NADEU

El Consell Executiu ha aprobado este martes la estrategia a seguir para regular la economía colaborativa, tras el éxito mundial de empresas como Airbnb o UberFinalmente, el Govern ha optado por no elaborar una ley general del sector, sino incorporar a las normas ya existentes menciones a situaciones sobre economía colaborativa. La primera que se adaptará será la normativa turística.

El objetivo, según el Govern, es establecer un marco jurídico que regule esta nueva práctica económica y que, al mismo tiempo, garantice la competencia leal entre los diferentes modelos de prestación de servicios.

Para hacerlo posible, el Consell Executiu ha aprobado este martes la creación de una comisión interdepartamental que deberá impulsar este proceso de revisión. Formada por miembros de todos los departamentos, estudiará la actual situación y hará las propuestas pertinentes sector por sector. Además, dentro de un año presentará sus propuestas al Govern y al Parlament, a la vez que elaborará un informe sobre lo que se haya aplicado durante este periodo.

La primera normativa que se adaptará a la nueva realidad económica será la turística. En estos momento, el Govern ya trabaja en un nuevo marco jurídico para los alojamientos turísticos que deberá ser aprobado "en los próximos meses" y en el cual ya se incorporará la figura del "agente productor", según fuentes del Govern. Esta figura, según las mismas fuentes, es el que "pone a disposición de otros ciudadanos servicios, tiempo o recursos ociosos o infrautilizados a cambio de otros servicios o de una contraprestación económica".

Sin embargo, aún "no está decidido" cuál será la propuesta concreta que incluya la normativa turística, es decir, las condiciones en que los ciudadanos podrán alquilar habitaciones de sus residencias.

Fuentes del Govern han explicado que están pendientes de la revisión que la Comisión Europea está haciendo de la directiva de comercio electrónico y, en función de su contenido, decidirá si elabora una legislación específica sobre las plataformas de internet.

ESTRATEGIA

El 'conseller' de Empresa, Jordi Baiget, había asegurado a este diario que el Govern estaba preparando la estrategia global frente a las nuevas formas de actividad que había irrumpido en algunos sectores. El plan general prevé que se retoquen algunas normas como decretos o leyes para adaptar la regulación a la economía colaborativa.

El plan se acompaña de una intesificación de la inspección de los titulares de alojamientos turísticos y de coches al margen de los taxis para evitar la competencia desleal y conseguir que paguen impuestos. El conflicto generado ha llegado a los tribunales en el caso de Airbnb, que presentó un recurso pendiente de resolución después de pagar una multa de más de 30.000 euros impuesta por la Generalitat por saltarse el pago de la tasa turística por las pernoctaciones gestionadas.