Hacienda tiene deudas por cobrar por casi 50.000 millones

La cantidad pendiente registró el año pasado el primer descenso desde 1999

El fisco amplía los embargos hasta las cuentas bancarias en internet

Oficina central de la Agencia Tributaria, en la plaza de Letamendi de Barcelona.

Oficina central de la Agencia Tributaria, en la plaza de Letamendi de Barcelona. / QUIM ROSER

Se lee en minutos

Hacienda tenía a 31 de diciembre pasado deudas pendientes de cobrar por importe de 49.271 millones de euros. La cantidad, que equivale casi al 5% de la riqueza que se genera en España en un año (PIB), experimentó el año pasado su primer descenso, el 1,90%, desde 1999.

El auge de esta suma, cuyo importe se parece al del déficit público para el ejercicio actual previsto por el Gobierno, se debe a los estragos causados por la crisis, con impagos mora, según explican los expertos. De hecho, las solicitudes de aplazamiento del pago de impuestos registraron un auténtico despegue a partir del 2009 y alcanzaron su punto álgido en el 2013, con un total de 2,067 millones, según los datos de la Agencia Tributaria.

Ocurrió lo mismo con el importe de esta peticiones, que creció al mismo ritmo durante la etapa de crisis, hasta alcanzar el máximo en el 2013 con más de 17.500 millones de euros. Casi el 60% de la deuda pendiente de cobro se encuentra en vía ejecutiva, lo que significa que sobrepasó el plazo legal de pago, establecido en las normativa relativa a cada impuesto. Una parte de esta deuda no se cobrará jamás por insolvencias de los implicados porque los tribunales anulan las resoluciones del fisco.   

En el 2014 se alcanzó el cénit de deuda pendiente con un total de 50.226 millones de euros, pero fue el inicio del descenso que, a su vez coincidió con los primeros síntomas de mejora de la economía. La progresión al alza fue imparable desde el estallido de la crisis en el 2008, cuando la cantidad de pasivo pendiente de cobrar era de 30.425 millones de euros.

LUCHA CONTRA EL FRAUDE

Como vía para reducir este gigantesco pasivo que minimiza los resultados obtenidos con la lucha contra el fraude, que en el 2015 alcanzaron los 15.664 millones de euros o 2.127 millones en Catalunya; la Agencia Tributaria se ha dotado de nuevas herramientas para el cobro efectivo a los morosos.

La más reciente consiste en extender los embargos por deudas a las cuentas bancarias en internet, que hasta ahora quedaban exentas o se movían en la ambigüedad legal. Así lo establece una reciente resolución de la dirección general de la Agencia Tributaria que afecta a los saldos depositados en cuentas a plazo y en imposiciones a plazo fijo en la red.

Es uno de los últimos instrumentos de los que se ha dotado el fisco para poner coto a los morosos. Las medidas cautelares, que incluyen los embargos, fueron en el 2015 un total de 3.785. Más de la mitad de estas actuaciones se desarrollaron en el marco de las nuevas herramientas que ofrece la ley antifraude del 2012, que entró en vigor después de un periodo de amnistía fiscal.

Te puede interesar

También, con el objetivo de ampliar las posibilidades de cobro efectivo de la deuda liquidada, aumentaron los acuerdos de derivación de responsabilidad (derivación a terceros distintos del deudor principal), hasta alcanzar las 16.719 actuaciones.

Otra de las vías es un mayor control sobre los patrimonios en el exterior a través del modelo 720. Desde que se instauró esta modalidad, por la que Bruselas abrió un procedimiento infractor a España, unos 197.000 declarantes han informado de que tienen 126.500 millones en el exterior.