Ir a contenido

El mercado respalda el plan de Abengoa

Las acciones del grupo energético se disparan tras conseguir más tiempo para evitar el concurso

Los acreedores prevén que aún tendrá que agotar los plazos legales para alcanzar un acuerdo definitivo

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Planta solar de Abengoa cerca de Sevilla, el año pasado.

Planta solar de Abengoa cerca de Sevilla, el año pasado. / REUTERS / MARCELO DEL POZO

La evolución de las acciones de Abengoa --las de tipo B, las más numerosas, aumentaron un 23%, y las tipo A, avanzaron un 18%-- han sido este martes el mejor respaldo para las expectativas de la multinacional del sector energético de superar la situación de insolvencia en la que se encuentra. Pero la compañía debe afrontar ahora un proceso incluso más largo de lo que los propios directivos esperan para superar la crisis después de el lunes presentara en el Juzgado de lo Mercantil nº2 de Sevilla la solicitud de homologación del contrato de espera o "standstill" con el apoyo del 75,04% de los acreedores financieros en busca de un plazo adicional para presentar el plan de reestructuración que evite el concurso de acreedores.

Abengoa solicitaba así un tiempo adicional -que la ley fija en siete meses y que el juez ha concedido- para alcanzar un acuerdo con el 75% de toda la masa acreedora, teniendo en cuenta que ese porcentaje debe mantenerse para todas las 44 filiales afectadas por el preconcurso. Basta el 75% del conjunto de la deuda para que el juez acepte en alargamiento del plazo, pero debe cumplirse en cada una de las participadas para dar el visto bueno al plan global.

"Ese proceso no va a ser sencillo y es previsible que se agoten los siete meses que permite la ley", comentaron fuentes de los acreedores. La mayor parte de la deuda de 9.000 millones de Abengoa corresponde a la banca, pero la masa de acreedores es mucho más amplia. Por esa razón, estos se muestras en los plazos algo más excepticos que la propia compañía, que establece el horizonte de mes corto para alcanzar un plan definitivo, a partir del ya presentado el 16 de marzo, aceptado, eso sí, por la mayor parte de los acreedores. La dirección ha concretado hoy a los sindicatos que el plan puede aprobarse antes del verano. Así lo han explicado el secretario de Política Industrial y Sectorial de CCOO, Juan Carlos Álvarez Liébana, y el secretario de Negociación Colectiva y Salud Laboral de MCA-UGT, Jesús Ordóñez, tras reunirse con el director de Recursos Humanos de Abengoa, Álvaro Polo.

Pese a todo, el acuerdo anunciado el lunes facilita que pueda comenzarse el proceso previsto de venta de activos para conseguir liquidez y, de esa forma, aliviar la aportación de liquidez que se le pide a los bonistas. El plan de la compañía incluye desinversiones de activos no estratégicos de 473 millones en los próximos dos años y la salida de proyectos con altos requerimientos de efectivo. El plan consensuado con los acreedores incluye una inyección de 1.200 millones de euros este año y el siguiente, además de la refinanciación de otros 500 millones correspondientes a créditos ya concedidos y el diseño de una futura estructura de capital para la Nueva Abengoa, en la que los actuales accionistas tendrán una participación del 5%.

Temas: Abengoa Bolsa

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.