25 oct 2020

Ir a contenido

CONTROL DE LA EVASIÓN TRIBUTARIA

Hacienda aflora en Catalunya 2.127 millones por fraude

En las actuaciones de inspección destacan los profesionales y las grandes empresas y fortunas

Más del 18% de los ingresos obtenidos por expedientes de delito fiscal beneficiaron luego a la Generalitat

Agustí Sala

Macroinspeccion de Hacienda en Mercabarna

Macroinspeccion de Hacienda en Mercabarna / EL PERIÓDICO

La Agencia Tributaria estatal afloró el año pasado en Catalunya un total de 2.127 millones de euros como consecuencia de actuaciones de prevención y lucha contra el fraude fiscal. Esta cifra, que supone alrededor del 14% del total estatal, significó un récord y un aumento del 7% con respecto al 2014 y del 18% en relación con los resultados obtenidos en el 2013, según fuentes de la administración tributaria.

Las sociedades de profesionales, las grandes empresas y fortunas fueron el principal objetivo de las actuaciones destacadas el año pasado en Catalunya, según las mismas fuentes. Uno de los grandes beneficiarios de la lucha antifraude de la agencia estatal fue la Generalitat, ya que más del 18% de las cantidades obtenidas en expedientes por delito fiscal (cuota defraudada superior a 120.000 euros) correspondieron al impuesto del patrimonio de grandes fortunas, que es un tributo cedido a las autonomías.   

En total, el área de inspección llevó a cabo más de 17.600 actuaciones en Catalunya el año pasado, el 45% más que en el 2014 y el 16% del total nacional; e incoó 9.100 actas en este territorio. Pero además de combatir la economía sumergida, que es una de las prioridades del plan de control tributario, y las actividades sin declarar o que informan de unos ingresos muy inferiores a los que en realidad han obtenido, sobresalen los controles a profesionales, algunas personas y familias ricas y compañías de gran dimensión.    

En el 2015, según las mismas fuentes, se llevaron a cabo en Catalunya un total de 6.587 comprobaciones extensivas en empresas incluidas en el censo de las de mayor dimensión, lo que significó un aumento del 25% con respecto al ejercicio precedente.

SOCIEDADES MERCANTILES

La comprobación a profesionales registró un aumento del 10%. Las pesquisas se centran en rentas de personas físicas que acumulan una buena parte de su capacidad económica en sociedades mercantiles.

Muchas de estas comprobaciones forman parte de una línea específica de investigación de la Agencia Tributaria a grandes fortunas. De hecho, más del 18% de las sumas obtenidas por expedientes de delito fiscal en Catalunya fueron por denuncias realizadas por la agencia estatal y afectaron al impuesto del patrimonio, con lo que el beneficiario fue la Generalitat, ya que se trata de un impuesto cedido

A esos resultados se suman las actuaciones inspectoras en vía administrativa. Todas estas cantidades que aflora la Hacienda estatal se transfieren luego a la Agència Tributaria de Catalunya (ATC), el embrión del fisco propio que diseña el Ejecutivo de Junts pel Sí.

En total, la Agencia Tributaria estatal presentó 69 denuncias por deitos contra la Hacienda pública en Catalunya el año pasado. Un dato destacable es que los resultados en términos de ingresos por responsabilidades civiles o deudas tributarias se incrementó el 271% con respecto al 2014.

A lo largo del 2015 destacaron operaciones de entrada y registro realizadas por el área de inspección con el apoyo de las unidades de auditoría informática, como la que se llevó a cabo en el mercado central del pescado en Mercabarna. Estas actuaciones, de las que se realizaron 210, permitieron detectar 'software' de ocultación de ventas, obtener pruebas en general y reducir la duración de las actividades inspectoras. En el 94% de los casos de estas actuaciones, derivadas de la ley antifraude del 2012, se obtuvo autorización judicial solicitada.

También se abrieron 769 expedientes de análisis de denuncias por incumplir el límite de pagos en efectivo y se realizaron 'peinados' fiscales centrados en zonas turísticas y comerciales y actividades en las que el efectivo se utiliza con mayor intensidad.

De la actuación presencial a la economía digital

ACTUACIONES PRESENCIALES
Los planes de Hacienda para combatir el fraude tributario se centran en todas aquellas actividades susceptibles de operaciones en negro y de economía sumergida, es decir, de operar sin declarar o de ocultar una buena parte de sus ingresos. Además de las actuaciones habituales, el fisco opta por el factor sorpresa, con "actuaciones presenciales" masivas como la que ha afectado recientemente en el sector cárnico.

PISOS TURÍSTICOS 
Uno de los sectores es el de los pisos turísticos. Hacienda lanzó una potente ofensiva con la que cazó a unos 20.000 particulares y sociedades en Catalunya que alquilan viviendas turísticas y no tributan por esos ingresos, en su mayoría en Barcelona. Una de las fuentes de información son las plataformas intermediarias al estilo de Airbnb. 

DISCOTECAS Y MERCADOS
Otro ramo de actividad es el de las discotecas o las empresas que trabajan con chatarra, así como la inspección masiva que se llevó a cabo en el mercado central del pescado en Mercabarna que sirvieron para aflorar una buenas cantidades de ventas que no se declaraban al fisco.

ECONOMÍA DIGITAL
El plan de control de Hacienda contempla también el rastreo de más de 200.000 dominios de internet para incorporar información tributaria "relevante" a las bases de datos de Hacienda. También los patrimonios y rentas en el exterior gozan de una atención especial.