ESCÁNDALO MEDIOAMBIENTAL

Alemania investiga a 17 empleados de Volkswagen por el 'dieselgate'

Allianz prepara una denuncia contra el fabricante, y Francia abre una nueva investigación por fraude

Matthias Müller, presidente del grupo Volkswagen.

Matthias Müller, presidente del grupo Volkswagen. / TOBIAS SCHWARZ

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Siguen los problemas para Volkswagen. Casi medio año después que el principal fabricante de vehículos de Europa reconociese haber manipulado 11 millones de coches en todo el mundo prosigue el calvario para el grupo dirigido por Matthias Müller. La justicia alemana ha anunciado esta mañana que el número de personas bajo investigación por el conocido 'dieselgate' ha pasado de seis a 17. “Entre ellos no consta ningún miembro o exmiembro de la dirección”, ha precisado el fiscal Brunswick Klaus Ziehe.

A ello se le suma una más que probable nueva denuncia contra el gigante automovilístico emprendida por el Grupo Allianz. Según una fuente anónima citada por Reuters, la multinacional de seguros alemana prepara para la semana que viene una pesquisa para reclamar una compensación económica por el terremoto generado por el escándalo. Allianz lamenta que la lentitud de VW al informar de la manipulación de los vehículos les impidió reaccionar a la fuerte caída de precio de las acciones en el mercado, lo que terminó repercutiendo negativamente a las arcas de la aseguradora.

A pesar de que Allianz ha asegurado en un comunicado que aún no hay una denuncia formal sí que ha reconocido que se está trabajando en ella. “Una compensación ayudaría nuestros fondos”, remarca el texto. De llegar a las cortes se trataría de la primera pesquisa que otra gran corporación alemana presenta contra Volkswagen por el peor escándalo de su historia reciente. Allianz es accionista minoritario del grupo de Wolfburg con un 0,06% de las acciones.

DIRECTIVA BAJO SOSPECHA

Noticias relacionadas

A la larga lista de denuncias e investigaciones se ha sumado la nueva línea de investigación que ha abierto Francia. La justicia gala estudiará así el supuesto “fraude agravado” emprendido por la compañía al manipular los motores de sus vehículos para que evitar que se destapara su excesiva emisión de óxido de nitrógeno (NOx) y de dióxido de carbono (CO2). Después de que en octubre se registrasen sus sedes en París Volkswagen reconoció que había aproximadamente 946.092 vehículos afectados en el país.

A pesar de que la justicia germánica no tiene bajo la lupa a ningún miembro de la cúpula una reciente investigación periodística apunta a que el entonces presidente del consorcio Martin Winterkorn conocía la manipulación de las emisiones contaminantes e intentó ocultarlo a la opinión pública. La revelación, liderada por el diario 'Süddeutsche Zeitung', la radio NDR y la televisión WDR, asegura que Volkswagen intentó resolver el caso en la sombra para evitar las denuncias e indemnizaciones solicitadas por los afectados. Esa información también implicaría al entonces director de Porsche Matthias Müller.