12 ago 2020

Ir a contenido

PROYECTO DE EXPANSIÓN

Sandra Ortega abrirá en junio su cuarto hotel en Barcelona

Room Mate espera contar con dos establecimientos más en la ciudad durante el 2017 pese a la maratoria

El grupo se planteará salir a bolsa cuando concluya su plan de crecimiento con el horizonte en el 2019

Max Jiménez Botías

Edificio del nuevo hotel de Room Mate en la calle Aragó de Barcelona.

Edificio del nuevo hotel de Room Mate en la calle Aragó de Barcelona. / JORDI COTRINA

Room Mate Hotels, la cadena en la que participa de forma mayoritaria Sandra Ortega, una de las herederas del imperio Inditexabrirá su cuarto hotel en Barcelona el próximo junio, dentro del plan de expansión para triplicar el número de habitaciones con el horizonte del 2019. La próxima apertura será la del hotel en la calle de Aragó con paseo de Gràcia. El edificio, que inicialmente fue la sede de la Universidad de Chicago, será un establecimiento de 81 habitaciones con terraza y piscina.

Room Mate ha invertido cinco millones en la reforma de los 4.000 metros cuadrados en siete plantas propiedad de Alting Grupo Inmobiliario. Será un hotel de cuatro estrellas y debe preceder a la apertura del quinto establecimiento en Barcelona en el próximo año en la calle de Ausiàs March. Room Mate trabaja para desarrollar un sexto hotel en la ciudad, en la calle de Mallorca, aunque, por ahora se encuentra afectado por la moratoria establecida por el Ayuntamiento. "Esperamos que después de que se hayan fijado las zonas en las que se podrán abrir hoteles, el nuestro quede liberado, pero todavía no está claro", ha explicado a este diario Víctor Fernándezconsejero delegado del grupo. 

Barcelona es un paso más en el plan de expansión de esta cadena urbana con establecimientos céntricos de abrir en el 2016 entre 800 y 900 nuevas habitaciones también en otros destinos: Nueva York, Miami y París. La compañía acaba de alcanzar una acuerdo de refinanciación de su deuda con Citibank por un importe de 54 millones con el planteamiento de reducir el endeudamiento corto plazo para emplear más recursos en crecer. 

Ese proceso le debe permitir pasar de 1.500 habitaciones en el 2015 a 4.200 a final del 2019. "Tenemos unos 20 hoteles y queremos poner en marcha otros nueve proyectos más a medio plazo", explica Fernández, aunque la idea del grupo es centrarse en establecimientos de mayor tamaño. A la larga, el objetivo es alcanzar 50 establecimientos y, quizá, la salida a bolsa. "No está decidido, pero está en la cabeza de los accionistas: primero alcanzar tamaño para luego acudir al mercado", afirma Fernández. 

ESTRUCTURA DE CAPITAL

No está claro, sin embargo, que la estructura de capital se mantenga como está ahora. Sandra Ortega, a través de Rosp Corunna, y el empresario Kike Sarasola concentran el 80% del capital, un 11% está en manos del empresario Pedro Agustín del Castillo (Binter Canarias) y el resto, entre minoritarios. Fuentes del sector hotelero apuntan a la posibilidad de que Ortega podría salir del capital antes de salir a bolsa. De momento, los planes del grupo son abrir este año hoteles en Barcelona, Milán, Málaga, Estambul y Miami. Y en el 2017, en Rotterdam, Estambul, Barcelona y Madrid. 

En el 2015 contaba con  530 trabajadores y espera cerrar el 2016 con 750, de los que 395 están en España y 355 fuera. Prevé acabar el 2015 con unos ingresos de 50,6 millones y un nivel de ocupación del 87,3%. Los ingresos por habitación disponible (RevPar) alcanzan los 102,8 euros. "Apostamos por la marca y la innovación", asegura Fernández. "Queremos que el cliente encuentre hoteles distintivos, que cada establecimiento tenga su propia identidad. No queremos que el cliente no sepa si se despierta en Barcelona o en Rotterdam", cuenta su consejero delegado.