Ir a contenido

TERCER AJUSTE

FCC planea despedir a 750 trabajadores de su division de construcción en España

La empresa que controla Carlos Slim justifica el ERE por el descenso del negocio de infraestructuras

Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) ha comunicado a los sindicatos su intención de presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) en su negocio de construcción en España, que afectará a 750 trabajadores, el 15,6% de la plantilla actual de esta actividad.

La compañía atribuye este recorte al continuo descenso que el negocio de construcción de infraestructuras viene registrando en España, una caída que no puede compensarse en su totalidad con la mayor actividad internacional.

Se trata del tercer ajuste de personal que FCC realiza en su división de construcción en España en los últimos tres años, tras los dos ERE que acometió en el 2013 y que afectaron a un total de 1.717 empleados. Desde ese año la compañía  ha recortado también la plantilla en sus servicios centrales, en la división industrial y en su filial Cementos Portland.

Este es el primer ERE planteado tras la entrada de Carlos Slim en el capital de la empresa y tras el nombramiento de Carlos Jarque como nuevo consejero delegado. Y se ha anunciado al día siguiente de que se cubriera la totalidad de la ampliación de capital de 709 millones de euros, la segunda en dos años, que busca recortar deuda y recapitalizar la compañía, si bien supondrá que Carlos Slim tome el control de la empresa.

El grupo que preside Esther Alcocer Koplowitz registró en el 2015 pérdidas por un valor de  46,3 millones, sumando así ocho ejercicios consecutivos de descensos en su actividad constructora en España.

ESCASA FACTURACIÓN

Los ingresos de esta división se situaron en 898 millones pasado año, un 13,4% menos que el ejercicio precedente. Además, este importe es menos de la cuarta parte de la facturación de 4.088 millones que FCC Construcción registró en España en el 2007, ejercicio previo a la crisis y el último en que este negocio creció.

La cartera de obras pendientes de acometer en España se desplomó un 32,7% el pasado año,  un descenso que no se puede cubrir con el aumento del 16% de la cartera internacional.

RECHAZO SINDICAL

Los sindicatos UGT y CCOO han mostrado su "sorpresa e indignación por este tercer ERE" y denuncian que un ajuste tan numeroso de la plantilla “no es la solución” a los problemas de la empresa.

Las centrales denuncian que “la actual estrategia de licitación selectiva de nuevos proyectos en el mercado nacional nos está dejando sin cartera futura y sin trabajo para desarrollar", por lo que solicitan a la empresa que "aclare y defina el modelo de empresa para tener un futuro y una viabilidad en el mercado de la construcción".

0 Comentarios
cargando