Ir a contenido

RESULTADOS

Los beneficios de Almirall descienden un 70,6% en el 2015

La venta del negocio respiratorio a AstraZeneca reduce los ingresos del grupo con respecto al 2014

La compañía se propone llevar a cabo nuevas adquisiciones gracias a su buena situación financiera

M.J.B. / BARCELONA

Jorge Gallardo, presidente de Almirall.

Jorge Gallardo, presidente de Almirall.

La farmacéutica Almirall cerró el 2015 con un beneficio neto de 131,8 millones de euros, un 70,6% menos que en el 2014, cuando sus cuentas reflejaron gran parte de los ingresos de la venta del negocio respiratorio a AstraZenecaSegún ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos totales cayeron un 45,4%, hasta los 769 millones de euros, acusando también esa operación. Si se excluye el impacto de la transacción con AstraZeneca, las ventas totales de la farmacéutica con sede en Barcelona crecen un ligero 0,9 %.

La empresa también ofrece un resultado neto normalizado, excluyendo diversas operaciones, que arroja 82,5 millones de euros de beneficio para el 2015, un 90% más que en 2014. La franquicia dermatológica fue el principal motor de crecimiento de las ventas netas durante el año, con un incremento del 15,9%, crecimiento que también registró la filial americana, un 35,4%.

En dermatología de prescripción, Almirall se posiciona como la primera compañía en Alemania y la número cinco en Estados Unidos y Europa, excluyendo los biológicos."Dermatología sigue siendo el principal impulsor, con un incremento anual del 16% respecto ala ejercicio anterior", ha destacado Eduardo Sanchiz, consejero delegado. "Durante el 2015 hemos podido cerrar transacciones clave en línea con la nueva estrategia de la compañía que mejora la posición en ese sector", ha añadido

Durante el 2015 ha cerrado transacciones relacionadas con el negocio estratégico: dermatología

La posición de caja de la empresa al cierre del 2015 fue de 868 millones de euros y la deuda financiera a final de año alcanzó un total de 319,7 millones y, al acabar el ejercicio, la posición de caja neta fue de 484,5 millones, lo que permite la posibilidad de realizar otras compras que generen valor para la compañía. "Durante este periodo, hemos mantenido una situación financiera saludable para apoyar potenciales adquisiciones que generen valor para la compañía", ha destacado Sanchiz.

Sanchiz, ha explicado que el 2015 ha sido un año "emocionante" para Almirall, entre otras cosas porque se han podido cerrar transacciones claves en línea con la nueva estratégica de la compañía que fortalecen su posición en Dermatología y proporcionan una "presencia inicial en el mercado estético".

Los gastos en I+D se redujeron durante el pasado ejercicio un 34,1%, hasta los 66,3 millones de euros y representaron un 9,7% del conjunto de las ventas realizadas. También se redujeron los gastos generales del grupo que alcanzaron  los 354,3 millones de euros, un 23% menos que el 2014.

RETRIBUCIONES

Las retribuciones del consejo de Almirall alcanzaron los 3,1 millones de euros en el 2015, frente a los 2,7 que ganaron en el 2014. El consejero delegado, Eduardo Sanchiz, ganó 1,9 millones, frente a los 1,6 millones del año anterior. Las retribuciones del presidente de la compañía, Jorge Gallardo, se situaron en 450.000 euros en 2015, lo mismo que en el ejercicio anterior.

0 Comentarios
cargando