23 sep 2020

Ir a contenido

LABORAL

Bacardí anuncia el cierre de la planta de Mollet

La fábrica elabora embotella el ron Bacardí y elabora el Martini y emplea a 90 trabajadores

Olga Grau

La multinacional Bacardí cerrará la planta de Mollet del Vallès en la que embotella el ron Bacardí y elabora el Martini. La dirección de la empresa familiar de bebidas espirituosas más grande del mundo ha anunciado a los trabajadores su intención de abandonar la producción que emplea a 90 trabajadores y tiene la intención de presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) en los próximos días, según ha podido confirmar EL PERIÓDICO. La compañía que cuenta con enseñas tan emblemáticas como Bacardí, Martini, Bombay Sapphire, Grey Goose, Eristoff o William Lawson'semplea a un total de 323 personas en España.

El grupo presidido por Facundo L. Bacardi prevé centralizar las actividades que hasta ahora se hacían en Mollet en la planta de la multinacional en Italia, en la localidad de Pessione di Chieri en TorinoBacardí tiene la sede central española en Madrid, pero su única planta embotelladora se encuentra en Mollet del Vallès, después de que en el 2008 cerrara sus instalaciones de Málaga. La empresa, cuya matriz europea está registrada en Holanda, no facilita la información financiera. Su sede mundial está en las Bermudas. Sus principales competidores son la británica Diageo, propietaria de las marcas de ron como Cacique, Pampero, Zacapa o Captain Morgan; y la francesa Pernod Ricard, dueña Havana ClubLa compañía vende en más de 160 mercados mundiales y opera 29 instalaciones de producción en 16 países .

En un comunicado, la firma de destilados ha señalado que este recorte de personal no afectará "a los equipos comerciales y de marketing, ni a los servicios de apoyo, ni al centro de distribución, que seguirán ubicados en Mollet". Ha argumentado esta decisión por las necesidades del mercado, con los cambios en los últimos años, y también por cuestión de economías de escala.

"Esta propuesta llega después de valorar todas las posibles alternativas, sabemos que afectará a personas que han estado al cuidado de la producción de nuestras marcas, pero es necesaria para el crecimiento futuro y la sostenibilidad del negocio de Bacardí en España", explica la empresa.

Una vez que se haya alcanzado un acuerdo, explica la empresa, Bacardí "trabajará" con los empleados afectados para "ayudarles" a encontrar oportunidades de empleo "dentro y fuera" de la compañía, y les ofrecerá planes de compensación y servicios de reubicación.

OPOSICIÓN SINDICAL

Los sindicatos han rechazado la medida de la multinacional. La Federación Agroalimentaria de CCOO ha hecho público un comunicado tras el anuncio de cierre de la planta por parte de la dirección alegando el cambio de las "necesidades del mercado" y de la redistribución de la producción de la marca.

"CCOO considera que no existen causas objetivas que justifiquen el cierre y denuncia que se trata de una decisión política y estratégica de la multinacional para deslocalizar la producción de la planta y centralizarla en la factoría que tiene en Italia", explica el sindicato.

Por su parte, UGT ha expresado su disconformidad con la decisión. "La planta siempre ha sido productiva y rentable y abastece el mercado español, uno de los más importantes de la compañía a nivel mundial". UGT ha calificado el cierre de "una deslocalización injustificada". El periodo de consultas se inicia el próximo 18 de marzo, momento en que la dirección de la empresa deberá presentar la documentación relativa a la situación financiera de la empresa. "Lucharemos a fondo contra este cierre y la destrucción de decenas de empleos", ha asegurado UGT en un comunicado.