Ir a contenido

Brufau augura una larga vida al petróleo y el gas

El presidente de Repsol asegura que los hidrocarburos serán "durante décadas la espina dorsal del sistema energético"

Agustí Sala

Un futuro próspero y largo. El presidente de RepsolAntoni Brufau, considera que el petróleo y el gas tienen por delante muchos años. En su discurso para clausurar las sesiones empresariales del IV Simposio Internacional de la fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (Funseam), ha augurado que la industria de los hidrocarburos  "estará durante décadas en la espina dorsal del sistema energético" y en el 2035 representarán aún la mitad del consumo energético.

Ante empresarios y expertos del sector, Brufau ha destacado que ante un panorama en el que prima la sostenibilidad, las empresas de hidrocarburos líquidos "están apostando por la innovación tecnológica". A su entender, la transformación del sistema energético que se está llevando a cabo hay que abordarla con "rigor" y sin dejar de atender "la evolución de la demanda energética conjunta y la legítima aspiración de la población en su conjunto de acceder a la energía".

Brufau ha destacado que el crecimiento y el aumento del consumo energético están asociados también a la movilidad y el transporte, lo que significa que cl consumo de gasolina y de gasóleo "seguirá durante años".

OBJETIVO EMPRESARIAL

Durante la jornada, en las que se han debatido los retos del sector energético hasta el 2030, se ha planteado la necesidad de que la sostenibiidad se aborde no como una obligación regulatoria sino como un objetivo empresarial. El director general de Energía de lacomisión Europea, Dominique Ristori, ha apostado, entre otras cuestiones, por la eficiencia energética y gestionar la descarbonización de las economías bajo el paraguas de la innovación tecnológica.

El presidente de Enagás y de Funseam, Antoni Llardén, ha destacado la importancia de considerar la competitividad industrial como factor imprescindible para avanzar en el reto de la sostenibilidad en el sector energético y el presidente del Club de la Energía, Pedro Miró, ha insistido en la necesidad una estrategia "clara y estable" para la política energética española con vistas al cumplimiento de los objetivos 2030. Y ha recordado los planteamientos que esta entidad hizo a los diferentes partidos políticos antes de las elecciones generales del pasado 20-D.

Miró, que también es consejero delegado de Cepsa, ha explicado que la industria energética de España ha hecho un importante esfuerzo en los últimos años y ha soportado grandes inversiones, que han hecho perder competitividad respecto a países con menos restricciones. Es por ello que ha señalado que espera que el acuerdo alcanzado en la cumbre de París en diciembre pasado reequilibre el mercado y sirva para aumentar la competitividad de las empresas españolas del sector.

Por su parte, Teresa Ribera, exsecretaria  de Cambio Climático y directora del IDDRI (Institut du Développement Durable et des Relations Internacionales), ha asegurado que la sostenibilidad es el eje vertebrador en torno al que se va a centrar la transición energética