INDUSTRIA FARMACÉUTICA

Los fabricantes de genéricos alertan del riesgo de un parón en las inversiones

El crecimiento de las medicinas sin patente pasa de un 40% al inicio de la crisis a un 5% este año

Los productores piden un marco legal más favorable para evitar recortes o cierres de laboratorios

Reunion de la Asociacion Espanola de Medicamentos Genericos (Aseg), con su presidente, Raúl Díaz-Varela (segundo por la derecha, con directivos de la Asociación Europea de Genéricos (EGA). 

Reunion de la Asociacion Espanola de Medicamentos Genericos (Aseg), con su presidente, Raúl Díaz-Varela (segundo por la derecha, con directivos de la Asociación Europea de Genéricos (EGA). 

2
Se lee en minutos
Antoni Fuentes
Antoni Fuentes

Periodista

ver +

La industria de medicamentos genéricos que floreció con la necesidad de las administraciones de reducir su factura sanitaria se considera ahora amenazada por un marco legal que desincentiva las inversiones. De un crecimiento del mercado de genéricos en España del 40% al inicio de la crisis se pasó a un 7% en el 2015 y a un nivel que puede oscilar entre el 5% y el 7% en el 2016, según las previsiones de la patronal del sector. 

Los productores españoles agrupados en la Asociación de Medicamentos Genéricos (Aseg) han analizado la evolución del sector en una sesión conjunta celebrada en Barcelona con la Asociación Europea de Medicamentos Genéricos y Biosimilares (EGA). La industria europea ha ofrecido a sus colegas españoles el apoyo para pedir al Gobierno un nuevo marco legal que permita a los laboratorios que producen medicamentos sin patente partir con un periodo inicial para abrir el mercado. 

PLAZO INICIAL PARA GENÉRICOS

En la actualidad, la regulación obliga a las marcas que pierden la patente de un medicamento a rebajar el precio del orden de un 40% para igualarlo con el de los genéricos si quieren que sea financiado por el sistema sanitario público. Esa obligación reduce el potencial competitivo de los fabricantes de genéricos, según el presidente de Aseg y consejero delegado del grupo IndukernRaúl Díaz-Varela, que pide un cambio normativo para equiparar a España con otros países europeos. Para ello, plantean la necesidad de diferenciar los precios y recuperar "un plazo razonable" de 8 a 12 meses para introducir los genéricos sin la equiparación con las marcas.

"Las medidas del Gobierno, que buscaban un ahorro a corto plazo, nos han dejado sin un retorno razonable de las inversiones, hasta el punto de que puede pasar que no se desarrollen medicamentos genéricos y se acabe dificult

"Si no se favorece  "Si no se favorece el crecimiento, será difícil mantener las inversiones", advierte Raúl Díaz-Varela

Noticias relacionadas

ando el acceso a ellos a la población", ha explicado Díaz-Varela a este diario. "Nos preocupa que se pierda la base industrial de España y el empleo cualificado creado en los últimos años con la marcha de alguna multinacional o decisiones no deseadas de empresas locales", ha indicado. A su juicio, "si no se cambia la regulación para favorecer el crecimiento de los genéricos, será difícil mantener las inversiones en el país".

En los últimos años, las inversiones de los laboratorios de genéricos, que incluyen a empresas como Normon, Cinfa, Teva y Kern Pharma, aumentaron sus inversiones un 45% y llegó a los 57 millones en el 2013. La facturación del sector cerró el 2015 con 1.900 millones y 9.000 empleos directos y otros 25.000 indirectos en proveedores.