Ir a contenido

AUTOMÓVIL

Renault prepara un plan para reducir las emisiones de gases

El fabricante comparece ante la comisión independiente creada en Francia tras el escándalo de Volkswagen

Eva Cantón

Tras el escándalo de Volkswagenes Renault quien está en el ojo del huracán, no por un fraude en el 'software' que mide las emisiones contaminantes de sus motores diésel sino por haber superado los niveles permitidos de CO2 y de óxido de nitrógeno (NOx).

El constructor francés, que ha acudido este lunes a explicarse ante la comisión independiente impulsada por el Ministerio de Ecología a raíz del caso Volkswagen, ha adelantado que trabaja ya en un “plan técnico” de reducción de emisiones que será presentado en las próximas semanas.

El objetivo es ajustar lo que emiten sus vehículos en condiciones reales a las normas de homologación en laboratorio, después de que las inspecciones realizadas por la comisión técnica revelaran serias diferencias. “Trabajamos en un plan técnico que debería permitirnos reducir las emisiones”, ha declarado este lunes el director comercial del grupo Renault, Thierry Koskas, en una rueda de prensa convocada para presentar las cifras de ventas del 2015.

Koskas no ha dado detalles sobre el plan en fase de elaboración y ha mantenido la misma línea que el resto de directivos de la compañía desde que la semana pasada salió a la luz que excedía los límites legales de emisiones. “Renault no ha hecho trampas”, ha resaltado.

La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, lanzó el pasado mes de septiembre una comisión encargada de realizar test aleatorios en un centenar de coches que circulan en Francia, para verificar si cumplen las normas de homologación y dar garantías a los consumidores.

22 TEST A OCHO MARCAS DE COCHES

El Utac, el organismo de certificación nacional, ha realizado hasta la fecha pruebas en 22 vehículos de ocho marcas diferentes: Renault, PSA, Volkswagen, Mercedes, Ford, Opel, Toyota y BMW y está previsto que Nissan, Volvo, Suzuki y Fiat sufran el mismo tipo de test. Todos los fabricantes deberán luego acudir a la comisión técnica a dar explicaciones.

El pasado jueves, la noticia de que los servicios antifraude habían registrado varias sedes de Renault en la región parisina provocó el desplome en Bolsa del constructor automovilístico francés. La ministra Royal aseguró que Renault no había cometido fraude pero sí superaba los límites de emisiones en sus motores diesel, algo que daña la imagen del constructor, uno de los patrocinadores de la Cumbre del Clima de París.

LAS VENTAS SUBEN EL 3,3%

El grupo francés logró en el 2015 su tercer crecimiento anual de ventas consecutivo en todo el mundo, con una subida del 3,3%, hasta un total de 2.801.592 vehículos, en un mercado que creció un 1,6%. La compañía registró un aumento de las matriculaciones en Europa del 10,2%, hasta alcanzar 1.613.499 vehículos, con una cuota de mercado del 10,1%.

En África, Oriente Medio e India, la corporación matriculó 359.858 unidades a lo largo de 2015, un 16,9% más, mientras que en Eurasia sus entregas bajaron un 8,6%, hasta 356.216 unidades. En América, la empresa vendió 355.151 unidades el año pasado, un 14,8% menos, y 116.868 unidades en Asia-Pacífico, un 12,3% menos.

España, después de Francia, Brasil, Alemania y Turquía, fue el quinto mercado mundial para la compañía del rombo el año pasado, al comercializar 156.108 unidades, lo que le permitió hacerse con una cuota de mercado de turismos y vehículos comerciales del 13,1%.

Temas: Renault

0 Comentarios
cargando