UN SECTOR AL ALZA

La inversión inmobiliaria en Barcelona vuelve a niveles de antes de la crisis

Los inversores destinaron cerca de 2.000 millones en el 2015, un 43% más que un año antes

Las compras en el sector hotelero en Barcelona se han incrementado un 25% pese a la moratoria

La inversión inmobiliaria en Barcelona vuelve a niveles de antes de la crisis
Se lee en minutos

Los grandes inversores inmobiliarios -fondos, socimis, promotores, family oficces, principalmente- llevaron a cabo operaciones en el mercado barcelonés -Barcelona y la primera corona metropolitana- por valor de 1.977 millones de euros, un volumen que supera las cifras mejor año previo a la crisis, el del 2007, y que reprensenta un incremento del 43% con respecto al 2014. Ni la moratoria hotelera de Barcelona ni la situación política se han impuesto al interés de los grandes inversores por tomar posiciones en el mercado catalán, y español, gracias a su rentabilidad. Las cifras de inversión registradas por la consultora Aguirre Newman para el conjunto de España alcanzaron los 10.790 millones euros, por encima -igualmente- de los registros en el 2007.

"Hay grandes bolsas de liquidez y en un entorno de tipos de interés bajos, el dinero se está refugiando en el mercado inmobiliaria con potencial de crecimiento, como el español", destacó Anna Gener, directora de la delegación de Catalunya de Aguirre Newman. Aunque cada consultora inmobiliaria contabilizan los datos de forma diferente, lo cierto es que las cifras que maneja el sector son parecidas, así como también el tipo de actividades que aglutinan en mayor proporción de esas inversiones. 

Sin oferta en oficinas y logística

Otro de los segmentos que se encuentra cerca de una pequeña burbuja es el logísitcio. En el 2015 se absorbieron 554.000 metros cuadrados una cifra por encima del mercado de Madrid que tradicionalmente se ha mantenido por delante. Tambien empiezan a promoverse plataformas logísticas llave en mano, porque no queda espacio disponible en las inmediaciones de Barcelona.

Del total de inversión en Catalunya, el 85% fue aportada por inversores internacionales, incluyendo las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria, socimis, cuyo capital procede también de inversores extranjeros en su mayor proporción. Las sociedades cotizadas, por su parte han representado el 30% de la inversión total.

RENTABILIDAD HOTELERAS

Los factores externos no han amedretando a los inversores, pese a que en el sector en determinados momentos expresó su preocupación tanto por la moratoria de hoteles en Barcelona como por la situación politica en Catalunya y España. Así, pese a que la actividad en oficinas copó la mayor parte de las inversiones, con 884,6 millones de euros, el sector hotelero barcelonés resultó agraciado con inversiones de 347,5 millones de euros, es decir un 25% más que el 2014. Esta actividad, no obstante, no superó la inversión rércod de 500 millones de euros registrada en el 2013. "Lo que ha hecho la moratoria es favorecer la competencia en tanto que ha disminuido la oferta", destacó Hipólito Sánchez, director de inversiones de Aguirre Newman.

Esa mayor competencia, además, comienza a tener efecto sobre los precios: "Aunque los aumentos del precio de la habitación no son exagerados con respecto a lo que ha ocurrido en el pasado, se prevé que en el 2016 ese fenómeno se intensifique", comentó Aguirre. 

En su opinión, el sector hotelero sigue siendo rentable para los inversores, hasta el punto de que los fondos están dispuestos a pagar altos precios, aunque se vean obligados a sacrificar algo de rentabilidad, como se ha puesto de manifiesto en la operación de Axel Twoo que Alting ha vendido este año pasado por 22 millones, con una rentabilidad por debajo ya del 6%. Historias parecidas son la venta del Hotel Hilton de Barcelona a Omán Investment Fund por 60 millones de euros y la del Hotel Dolce de Sitges al fondo Oaktree por 46 millones de euros.

EL SUELO SE VENDE

De la actividad inmobiliaria registrada en el 2015 sobresale un factor cuantitativo más que cualitativo: el suelo se vende para operaciones de promoción residencial. Las cifras aún son moderadas 195,7 millones euros invertidos, aunque con un crecimiento del 43% con respecto al año anterior. Esa dinámica se ve favorecida por el incremento de la actividad promotora que ya se registró en el 2014, con un alza del 28% en el número de visados de obra nueva y un incremento del precio medio de la vivienda del 8% en Barcelona capital.

Noticias relacionadas

Además se ha constatado un notable aumento de operaciones de rehabilitación y cambio de uso de oficinas a residencial "sobre todo de alto standing", destacó Sánchez, realizado por inversores internacionales en zonas 'prime'. Esa dinámica se ve acompañada por el interés de los 'servicers' -gestores inmobiliarios- de la banca que están comprando suelo para desarrollar promociones residenciales. Destacan operaciones como la compra de terrenos realizadas por imobiliarias como Neinor, pero también las operaciones de Corp, Via Célere en Can Batlló y el 22@.

Expectativas contradictorias para la inversión en el 2016

Frente a las expectativas optimistas, algunos operadores del sector prefieren ser más prudentes con respecto a los que puede ocurrir. BNP Paribas Real Estate espera un cambio de tendencia en el sector, lo que debería estabilizar los volúmenes de inversión por debajo de los niveles actuales. El factor principal es la escasez de oportunidades adecuadas de inversión y, a la larga, un alza previsible del coste del dinero, que puede afectar incluso a las nuevas vías de financiación que utiliza el sector, como es la emisión de deuda.