10 ago 2020

Ir a contenido

El petróleo cae al precio más bajo en más de una década

El gasóleo, con una media de 95,81 céntimos, desciende al nivel de diciembre del 2009

Agustí Sala

Campo de producción petrolífera en Estados Unidos.

Campo de producción petrolífera en Estados Unidos. /

Sigue sin freno el desplome del petróleo. El barril de Brent, la calidad de referencia en Europa, ha descendido hasta un nivel no visto desde hace más de una década. En concreto, la cotización en la jornada ha llegado a descender por debajo de los 35 dólares, hasta el nivel de los 34, 20 dólares, la misma cota que a principios del 2004, en el mercado de futuros de Londres.

La sobreoferta existente puede más por ahora que las tensiones entre Arabia Saudí e Irán; el primero, el mayor exportador del cártel que forma la OPEP, y el segundo otro de los grandes productores de petróleo a escala mundial.

La inquietud por el persistente exceso de suministro en el mercado después de que la OPEP decidiera a finales del año pasado no limitar su cuota de producción, situada en unos 30 millones de barriles diarios, es el factor que más incide en la evolución del crudo. Muchos más que la preocupación por el aumento de la tensión en Oriente Medio, tras la ruptura de los lazos diplomáticos entre Irán y Arabia Saudí.

El peso de los impuestos y la depreciación del euro impiden que el descenso del precio del carburante sea aún mayor 

Por su parte, los carburantes también bajan, pero a menor ritmo. El litro de gasóleo se ha situado en una media de 95,81 céntimos en la red de estaciones de servicio españolas. Este precio del diésel, el carburante más consumido, es similar al que se registraba en diciembre del 2009. El peso de los impuestos, que suponen en torno a la mitad de precio final; y la depreciación del euro con respecto al dólar frenan un descenso de precios de venta al público que podría ser mayor.

CASI EL 5% MENOS EN UN MES

La gasolina, situada en una media de 1,1308 euros por litro, experimenta una evolución mucho más estable. En el último mes, el litro del carburante diésel ha registrado un descenso de casi el 5%, mientras que la gasolina ha experimentado una bajada de casi el 3%. A lo largo del úlitmo año, el gasóleo para automoción ha visto reducirse su precio más del 13%, mientras que el de la gasolina lo ha hecho en torno al 1,7%.

Durante la jornada de Reyes, la gasolinera con el gasóleo más barato en Catalunya era la de Alcampo en el término municipal de Sant Boi de Lllobergat, con un litro a 83,5 céntimos. En la gasolina, las estaciones de servicio más baratas eran dos de Condis en Banyoles (Plà de l'Estany) y La Bisbal d'Empordà y otra abanderada por Galp en el término de Girona, con el litro a 1,019 euros. El ministerio de Industria dispone de un comparador con el que se pueden ver los precios en las distintas gasolineras. 

'EFECTO PLUMA' Y 'EFECTO COHETE'

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha vigilado de forma estrecha e incluso multado a las petroleras por su política de precios. A estas les acusa de repercutir de forma más rápida las subidas del petréleo ('efecto cohete') que las bajadas ('efecto pluma'). El sector se defiende y asegura que el peso de los impuestos, enter los que se incluye el tramo autonómico que imponen algunas comunidades, imposibilita trasladar mayores bajadas a los precios. Además recuerdan que la referencia no es el petróleo sino el mercado mayorista de derivados.

Temas OPEP Petróleo