19 sep 2020

Ir a contenido

COSTE DE LA VIDA

El IPC de noviembre da un respiro al poder adquisitivo a las pensiones

Las prestaciones subieron el 0,25% en el 2015 mientras que la inflación se ha situado en el -0,3%

CCOO pide aprovechar la remontada de los precios para subir pensiones y salarios y CEOE adivierte contra la pérdida de competitividad

Rosa María Sánchez

La ministra de Empleo, Fátima Bañez, en el Senado en septiembre pasado.

La ministra de Empleo, Fátima Bañez, en el Senado en septiembre pasado. / JOSÉ LUIS ROCA

Por muy extraño que les resulte a los pensionistas -que observan su nómina mensual como una prestación menguante por el encarecimiento de la luz y el copago farmacéutico entre otras cuestiones- la estadística anuncia que en el 2015 han ganado poder adquisitivo. Poco, pero algo. Concretamente el 0,5% más de poder de compra, según se desprende de los datos del IPC de noviembre publicados este martes.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado que el índice de precios de consumo (IPC) retrocedió el 0,3% en tasa anual en noviembre pasado. Como las pensiones subieron el 0,25% en enero pasado (el mínimo permitido por la ley del PP), se podría decir que han ganado algo más de medio punto de poder adquisitivo en este año. Exactamente, el 0,55% resultado de la distancia existente entre una subida inicial del 0,25% y un IPC del -0,3%.

PRECIOS EN REMONTADA

Los datos del INE revelan una subida de la tasa anual de inflación, desde el -0,7% de octubre al -0,3% de noviembre, impulsada por el encarecimiento de la electricidad y la estabilidad de los precios del gasoil y la gasolina frente a los descensos que experimentaron en el 2014. En tasa mensual, el IPC ha subido el 0,4% respecto al mes de octubre. 

Después de encadenar cuatro meses consecutivos en negativo, el Gobierno prevé que la inflación cerrará el año "cerca de cero" -según el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa- y que en el 2016 se mantendrá baja, pero en terreno positivo, lo que -según Economía- supone una buena noticia para el consumo porque pensionistas, consumidores y familias registrarán un aumento de su poder adquisitivo.

DEMANDAS CONTRAPUESTAS

Ante la remontada iniciada por el IPC, el sindicato CCOO ha exigido una subida de los salarios, las pensiones y del salario mínimo interprofesional (SMI), así como una renta mínima garantizada. "En esta salida de la recesión no se puede permitir que sigan aumentando los niveles de pobreza y desigualdad", señala el sindicato en un comunicado.

Además, argumenta que el crecimiento de la actividad económica debe servir también para recuperar los salarios tras la fuerte devaluación salarial sufrida por los empleados públicos durante la recesión y detener la que todavía soportan muchos trabajadores en el sector privado.

Todo lo contrario es lo que piensa CEOE que ha alertado de que cualquier deterioro de la competitividad supondrá una limitación para la recuperación de la economía española. Por eso, la patronal que preside Juan Rosell insta a continuar con la moderación salarial para seguir aumentando la competitividad y favorecer la creación de empleo.

ECONOMÍA-FICCIÓN

Hasta que el PP cambió la ley de las pensiones y las reglas para su revalorización, el IPC de noviembre servía para determinar si los jubilados habían perdido poder adquisitivo a lo largo de ese año (por haber tenido una subida en la prestación menor al IPC de noviembre) y si había que compensarles con una extra en enero del año siguiente.

En el 2015, haciendo un ejercicio de economía ficción, nada de esto hubiera pasado.

En primer lugar, las pensiones han subido en el 2015 el 0,25%, por encima del IPC del -0,3%, por lo que teóricamente no se ha perdido poder adquisitivo.

En segundo lugar, como la desviación ha sido negativa, no habría que compensar a los pensionistas con una paga en enero. En todo caso, lo contrario. Una aplicación estricta de la anterior ley habría llevado a recortar las prestaciones el 0,3% el año próximo. Sin embargo ningún Gobierno anterior se atrevió nunca a hacer nada semejante en el pasado.

En tercer lugar, con la nueva ley la subida de las pensiones del año siguiente no se fija en función del IPC previsto (como se hacía anteriormente), sino del llamado factor de revalorización que solo permite subir las prestaciones si los ingresos y gastos del sistema está en equilibrio. En todo caso, se fija un mínimo (0,25%) y un máximo (IPC previsto más 0,50 puntos)

CUATRO AÑOS DE EVOLUCIÓN 

Desde que gobierna el PP (diciembre del 2011), ha habido meses de noviembre con inflación elevada (el 2,9% en el 2012),  baja (0,3% en el 2013) e incluso negativa (-0,4% y -0,3% en el 2014 y el 2015). En los cuatro años se ha acumulado una inflación en torno a 2,5 puntos que, casualmente, es muy similar a la revalorización general de las pensiones en este periodo (2,47%).

Y todo ello, a pesar de que la subida general apenas fue del 1% en el 2012 y el 2013 y tan solo del 0,25% en los años siguientes. En el último año del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, el 2011, las pensiones se congelaron (0% con carácter general, 1%, las mínimas) a pesar de que ese año la inflación acabó en noviembre en el 2,9%.

Catalunya, en el 0,0%

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,4% en noviembre respecto al mes anterior y elevó cuatro décimas su tasa interanual, hasta el -0,3%, debido al encarecimiento de la electricidad y a la estabilidad de los precios del gasoil y la gasolina frente a los descensos que experimentaron en el 2014, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma así el dato interanual adelantado a finales del mes pasado. En Catalunya, la tasa de inflación escaló al 0,0%.

Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima en noviembre, hasta el 1%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el -0,4%, cinco décimas más que en octubre. El diferencial de precios entre España (-0,4%) y la zona euro (0,1%) se ha estrechado a cinco décimas de distancia, la mitad que en octubre.

QUINCE AUTONOMÍAS EN NEGATIVO

Por comunidades autónomas, el IPC mensual subió en noviembre en todas ellas aunque en un total de 15 la inflación anual aún se mantiene en negativo.

En Catalunya, el IPC avanzó el 0,3% respecto a octubre, de modo que la tasa anual de inflación se sitúa en el 0,0%, la segunda más alta después de la de Baleares (0,1%), frente a la media estatal del -0,3%. En Catalunya la educación acumula una subida anual del 1,1%, superior a la media estatal del 0,5%. Además, los descensos de los precios relacionados con la vivienda ha sido menor en Catalunya (-1,7% frente al -2,6% estatal), lo mismo que en el transporte (-1,1% frente a -4,7% estatal).

ACEITE Y PATATAS

Por productos, las mayores tasas de inflación anual en el conjunto del país se concentran en productos como el aceite (25,1%) y las patatas (13%). Los mayores descensos, por su parte, corresponden al grupo de calefacción, alumbrado y distribución de agua (-5%) y al de transporte personal (-4,2%). El precio de los automóviles, por su parte acumula un incremento del 3,6% en los once primeros meses del año. 

Temas Pensiones IPC