Ir a contenido

SECUELAS DEL 'DIESELGATE'

Martorell ganará el Audi A1 pero puede perder el Q3

El escándalo de los motores retrasa la redistribución de modelos a las fábricas del grupo

Antoni Fuentes

Cadena de montaje de una empresa automovilística.

Cadena de montaje de una empresa automovilística. / ALBERT BERTRAN

El 'dieselgate' y la negociación de las ayudas han pillado al grupo Volkswagen a contrapié porque se hallaba en pleno debate interno sobre la distribución de los futuros modelos entre las fábricas de la compañía. La asignación de modelos nuevos a Martorell también puede variar el importe final de las ayudas públicas. Fuentes sindicales dan casi por seguro que la planta de Seat fabricará la nueva generación del Audi A1, que actualmente se produce en Bruselas, pero perderá la pruducción del Q3, el todocamino que ha sido la tabla de salvación de la planta durante durante los últimos años.

Las producción del A1 puede llegar a 180.000 unidades al año, por encima de las 130.000 del Q3, aunque las horas de trabajo y, por tanto, la plantilla necesaria son más elevadas en el caso del SUV de Audi que en su utilitario. Por ello los sindicatos ven con preocupación este trueque de modelos con los que también se perdería el mayor margen de beneficio que aporta el Q3 a las cuentas de Seat, que este año se están recuperando a la espera del cierre del ejercicio después de varios años de abultadas pérdidas

UN SUV EN EL AIRE

Al margen del modelo de Audi que se producirá en Martorell, Seat ha garantizado ya el lanzamiento de cuatro modelos nuevos o actualizados en los próximos dos años. La ofensiva comercial comenzará con el primer SUV de la marca española, que se presentará en público en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo del 2016. Posteriormente se lanzarán la actualización del León y la nueva generación del Ibiza con un derivado que ocupará el segmento del SUV pequeño. Queda pendiente de decisión un tercer SUV más grande del que Seat ya ha presentado un prototipo.

Las previsiones para el 2016 apuntan a un descenso de la producción en Martorell de unas 35.000 unidades debido a un parón técnico para reformar la línea de montaje del Ibiza entre diciembre y enero y a la desaparición del Altea de la gama de la marca. Sin embargo, el ritmo diario de producción se mantiene entre 580 y 760 vehículos al día en funcion de las líneas, por lo que la marca reforzará la plantilla con 160 eventuales de ETT que pasarán a fijos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.