04 jul 2020

Ir a contenido

INFORME DE COYUNTURA

Las empresas retrasan contratos fijos ante la expectativa de que cambie la reforma laboral

La patronal Foment prevé que el paro baje a final del 2016 al 20% en toda España y al 15% en Catalunya

Antoni Fuentes

Las próximas elecciones generales del 20 de diciembre están afectando al mercado laboral. La expectativa de que un nuevo Gobierno cambie o derogue la reforma laboral ha llevado a algunas empresas a aplazar la contratación fija de trabajadores, según ha explicado el responsable de estudios de la patronal catalana Foment del Treball, Salvador Guillermo.

El factor político explicaría, junto a otros, cierto parón detectado en el ritmo de crecimiento de los contratos indefinidos. Para Guillermo, "puede haber empresas que hayan decidido estar en una posición de parar contrataciones fijas a la espera de qué pasa a partir de enero con la reforma laboral". Sin embargo, ha advertido de que el mercado laboral de Catalunya y España tiene picos estacionales como la campaña de Navidad en la que difícilmente crecerán los contratos indefinidos.

El informe de coyuntura presentado por Foment prevé que la tasa de desempleo baje hasta el 20% en el conjunto de España a final del 2016 y hasta el 15% en Catalunya gracias a un crecimiento de la economía que se situará entre el 2,5% y el 2,7%.

TRASLADOS DE EMPRESAS POR LA FISCALIDAD 

A diferencia de la contratación laboral, Foment ha reiterado que no considera que haya una fuga de empresas relacionada con el auge del independentismo en Catalunya, sino que atribuye los movimientos de sedes de empresas a criterios básicamente fiscales "con independencia de las decisiones que pueda tomar cada compañía". Foment ha recordado que la inversión extranjera en Catalunya se triplicó en el primer trimestre gracias, especialmente, a las operaciones de compra en el sector inmobiliario y de la construcción, que acapara el 49% de la inversión.

La patronal habla ya del inicio de un nuevo modelo productivo como base de la mejora económica en el que el síntoma más claro es el aumento sostenido de las exportaciones. Entre el 2008 y el 2014, las exportaciones de empresas españolas, abanderadas por las catalanas, crecieron el 28%, frente al 14% de Alemania. "A pesar de la recuperación de la demanda interna, las exportaciones siguen creciendo (6,5% hasta septiembre), a diferencia de lo que pasaba en otras crisis", según Guillermo.