Ir a contenido

SECTOR FARMACÉUTICO

Almirall crece con la compra de un especialista en fármacos para uñas

La farmacéutica catalana aprovecha sus ingresos por la venta de varias áreas para desembolsar un máximo de 400 millones por la suiza Poli Group

Antoni Fuentes

La farmacéutica catalana Almirall ha añadido una nueva arma a su arsenal farmacológico: medicamentos para cuidar y curar las uñas. La familia Gallardo ha vuelto a apretar el acelerador en su estrategia para reconvertir el laboratorio en un especialista en dermatología con la compra de la firma suiza Poli Group por un importe inicial de 365 millones. Con esta operación, Almirall intenta aumentar su cuota de mercado en el lucrativo segmento de la dermatología al incorporar los fármacos de Poli Group destinados a combatir patologías en las uñas y el acné, principalmente.

Los 365 millones pueden incrementarse con otros 35 millones si se cumplen algunos objetivos. Poli Group suma unos ingresos anuales de 85 millones y en el 2014 logró unos ingresos de unos 210 millones por licencias. Además cuenta con tres fármacos en fase de desarrollo. Su plantilla está formada por 85 empleados con un peso importante de la investigación y el desarrollo para abastecer 70 mercados centrados en Europa y Asia.

INGRESOS EXTRAS DE ALMIRALL

Su producto estrella es el medicamento Ciclopoli, que según Almirall ha llevado a Poli Group a convertirse en "líder mundial en enfermedades de las uñas", un campo en el que la compañía catalana ve posibilidades de crecimiento debido a que ha sido "poco atendido" y cuyas patologías afectan a alrededor del 15% de la población.

La compra se produce en un momento en que Almirall sigue beneficiándose de la venta de su negocio respiratorio a Astra Zeneca por 1.562 millones ingresados en varias fases. A principio de este mes comunicó que mejoraba sus previsiones de facturación y resultado (hasta 770 millones y 130 millones, respectivamente) para el 2015 al haber conseguido unos ingresos adicionales de Astra Zeneca y por la venta de derechos a Allergan por 64 millones.

Esta buena situación de las cuentas de Almirall, después de un ajuste en su plantilla de I+D, lleva a Jorge Gallardo, presidente del laboratorio, a asegurar que la empresa tiene "capacidad para crecer en dermatología", que suponía el 60% de los ingresos antes de la operación de Poli Group, y continuará "analizando oportunidades en el mercado". De hecho, la asignatura pendiente de Almirall es comprar algún laboratorio dermatológico en Estados Unidos, un objetivo declarado por Gallardo.

0 Comentarios
cargando