Ir a contenido

ESCÁNDALO INDUSTRIAL

Soria minimiza el impacto del PIVE en los coches trucados de Volkswagen

El número de coches afectados que se beneficiaron del PIVE es "mucho menor", asegura Soria

El logo de Volkswagen, en la sede central de la compañía, en Wolfsburgo.

El logo de Volkswagen, en la sede central de la compañía, en Wolfsburgo. / AFP / RONNY HARTMANN

Volkswagen ha recordado este martes que los vehículos afectados en España por las irregularidades en las emisiones de dióxido de carbono o CO2 alcanza la cifra de 50.000, una cuestión de etiquetado que no necesitará de ninguna intervención en el vehículo. El recordatorio se produce horas después de que el ministro de Industria, José Manuel Soria, haya cifrado en "más de 30.000" los coches manipulados en este nuevo escándalo.

Durante la presentación de la nueva generación, del monovolumen Touran, la directora de comunicación del grupo Volkswagen en España, Eva Vicente, ha recordado que la cifra de los 50.000 coches le fue comunicada al ministro Soria por el vicepresidente mundial de Compras del grupo, el español Francisco Javier García Sanz, el pasado 4 de noviembre en una reunión en la que el que también es presidente del Consejo de Administración de Seat le informaba de las investigaciones internas desarrolladas por Volkswagen AG.

DEVOLUCIÓN DE LAS AYUDAS

La irregularidades relacionadas con el CO2 son una cuestión de etiquetado que hará que en no todos estos casos Volkswagen tendrá que hacer la devolución a la Administración de las ayudas relacionadas con el plan PIVE, un compromiso adquirido por la marca alemana.

Por su parte, Soria ha explicado que el número de vehículos que habrían recibido ayudas correspondientes al plan PIVE es "mucho menor" que el total de vehículos afectados en este caso.

El ministro también ha recalcado que tiene el compromiso tanto verbal como escrito del presidente mundial de Volkswagen, Matthias Müller, de que la firma se va a hacer cargo de la devolución al Estado de las ayudas que se han dado en concepto de los planes PIVE.

CONTACTO CON LOS CLIENTES

La portavoz de Volkswagen ha explicado que ahora es prioridad del Grupo recuperar la confianza de los clientes, al tiempo que ha recordado que sus vehículos son aptos y seguros para la circulación.

Es un "momento difícil", ha declarado, para añadir que la compañía ha iniciado los contactos con los clientes para anunciarles que las soluciones al problemas del trucaje en el caso de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) las soluciones técnicas serán aplicadas en 2016, aunque no serán obligatorias.

El pasado día 3 de noviembre Volkswagen destapó un nuevo episodio en su escándalo medioambiental al confesar que también había hasta 800.000 vehículos más con irregularidades en la emisión de CO2. Y este martes anunció haber identificado 430.000 coches correspondientes al modelo 2016 (los más nuevos), de las marcas Audi, Volkswagen, Skoda, Seat y Volkswagen Vehículos Comerciales, que ofrecen datos de emisiones de dióxido de carbono erróneas.

El caso del CO2 se sumaba a los más de 11 millones de coches diésel manipulados para alterar los controles de óxido de nitrógeno (NOX) destapados en septiembre, de los que 683.626 se vendieron en España.

Temas: Seat Volkswagen

0 Comentarios
cargando