INMOBILIARIA

Bon Preu construirá un Esclat en una antigua fábrica en Sabadell

El híper tendrá 2.500 metros cuadrados de superficie de venta y 225 plazas de aparcamiento

Establecimiento Esclat en la Rambla de Terrassa.

Establecimiento Esclat en la Rambla de Terrassa. / EL PERIÓDICO

1
Se lee en minutos
SALVADOR SABRIÀ / BARCELONA

El grupo Bon Preu tendrá más presencia en el Vallès Occidental. Los propietarios de la compañía con origen y sede en la comarca de Osona, firmaron ayer la compra de la fàbrica Santpere-Llagostera, en pleno centro urbano de Sabadell y solo a cinco manzanas del Mercado Municipal. El objetivo de la compañía es construir en este inmueble un híper Esclat, con 2.500 metros cuadrados de superficie de venta y con 225 plazas de aparcamiento, según confirmaron ayer a EL PERIÓDICO fuentes de la empresa.

El inmueble es casi limítrofe con la carretera de Sabadell a Terrassa, considerada un eje clave de comunicaciones de la ciudad vallesana. La antigua fábrica, formada por varias naves y otros edificios de menor tamaño, está en la manzana situada entre las calles Margenat, Joaquim Costa, Sant Baldomer y Parellada. La superficie total de la parcela es de 6.800 metros cuadrados.

Será el segundo Esclat que ponga en marcha el grupo en el Vallès Occidental, tras la reciente apertura de otro híper en Terrassa, también en una antigua fábrica muy cerca del centro histórico y que incluye una gasolinera. Para poner en marcha ese centro comercial el grupo amplió su plantilla en un centenar de personas. Una semana más tarde Bon Preu abrió también un súper en la ciudad de Barcelona.

En el caso de Sabadell, el proyecto actual no prevé construir una estación de servicio. Según la empresa, el plazo de ejecución de las obras, cuando se dispongan de todos los permisos, será de siete meses, con una inversión total de nueve millones de euros.

Noticias relacionadas

Además de estos dos Esclat, el grupo de distribución está decidido a aumentar su presencia en la zona vallesana, y tiene en estudio varios locales en Cerdanyola del Vallès y también otro en Terrassa, concretamente la antigua sede de la desaparecida Caixa de Terrassa, en pleno centro histórico, aunque esta operación aún no está cerrada.

El Grupo Bon Preu prevé facturar este año cerca de 1.000 millones de euros, con un crecimiento del 11% respecto al 2014.

Temas

Empresas