PROYECTOS COMPETITIVOS DE I+D

El programa de la UE Horizonte 2020 ayuda a las pymes a financiarse a fondo perdido

El Govern llama a perder el miedo a presentarse a los concursos europeos

El conseller Puig, en la jornada sobre el programa Horizonte 2020.

El conseller Puig, en la jornada sobre el programa Horizonte 2020. / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos
JOSEP M. BERENGUERAS / BARCELONA

La mayoría de pymes encuentran en la financiación uno de sus mayores escollos para desarrollarse. Con el grifo de la banca abriéndose lentamente, la búsqueda de inversores privados es una de las opciones más recurrentes. Sin embargo, la Unión Europea tiene en marcha el programa Horizonte 2020 que, dotado con 80.000 millones de euros, que está ayudando ya a decena de pymes catalanas a lograr financiación a fondo perdido para desarrollar sus proyectos competitivos. En un año y medio, entidades y empresas catalanas han captado ya más de 190 millones de euros de este programa.

La Generalitat de Catalunya, a través de la Agència per a la competitivitat de l’empresa (Acc1ó), organizó ayer en Barcelona la jornada Connect-EU para explicar a emprendedores y pymes que acceder a estos fondos es ahora más sencillo que antes. Horitzonte 2020 es un programa europeo que financia proyectos de investigación en el contexto europeo, y que cuenta con el mayor presupuesto de la historia para este cometido. Solo la convocatoria del 2016-2017 tiene un presupuesto de casi 20.000 millones, a la que pueden investigadores, empresas, centros tecnológicos y entidades públicas.

"Hay un exceso de respeto a las instituciones europeas. Hay que faltarles un poco el respeto", bromeó en la presentación de la jornada Amadeu Altafaj, representante permanente de Catalunya en la UE. Según Altafaj, los emprendedores deben perder el miedo a aplicar a programas europeos y a pedir información, pues la UE cuenta con "muchos instrumentos" que pueden ayudar a las firmas a hacer sus ideas realidad. "Catalunya está aprovechando los instrumentos al nivel de países como Austria o Dinamarca", remarcó. Aunque aún queda mucho por hacer, de momento Catalunya ha multiplicado por 3,5 lo obtenido el primer año en el anterior programa de financiación europeo.

Los emprendedores y start-ups pueden optar a ayudas de hasta 50.000 euros a fondo perdido para crear casi desde cero sus proyectos, o entre 0,5 y 2,5 millones de euros (también a fondo perdido) para hacer realidad proyectos específicos más asentados. "Aspiramos a ser uno de los entornos que más aproveche el plan Horizonte 2020", dijo el conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig. Además, ya no es necesario tener un gran tamaño o concursar en una unión de empresas para poder lograr financiación, explicó Ferran Tarradellas, director de la representació de la Comissió Europea a Barcelona.

Noticias relacionadas

Fractus es una de las compañías que se presentó directamente a la fase dos hace ahora un año. "Somos una empresa de antenas para móviles y tabletas. Nos presentamos para desarrollar un proyecto que estaba en fase de investigación: hacer que el componente antena sea estándar y único prácticamente en todas las tecnologías móviles. Logramos una subvención de 750.000 euros que nos ayudará a desarrollarlo y lanzarlo al mercado", explica Rubén Bonet, consejero delegado de Fractus.

M2M Cloud Factory, empresa de software para internet de las cosas, también ha logrado un millón de euros de los fondos europeos. "Tenemos un paquete de software que permite a las empresas crearse sus plataformas para dar servicios de internet de las cosas a sus clientes. Con la subvención podremos desarrollar tanto una plataforma más simple como una herramienta para crear paneles de control más simples", afirma el consejero delegado de esta firma, Jaume Rey.