Ir a contenido

La UE prepara multas millonarias contra Fiat y Starbucks por recibir ayudas fiscales abusivas

Competencia investiga a Apple y Amazon por haberse beneficiado también de sistemas impositivos discriminatorios

Una camarera de Starbucks sirve cafés durante un encuentro de accionistas de la compañía, el pasado marzo en Seattle.

Una camarera de Starbucks sirve cafés durante un encuentro de accionistas de la compañía, el pasado marzo en Seattle. / REUTERS / DAVID RYDER

La UE anunciará este miércoles multas millonarias contra la italiana Fiat y la estadounidense Starbucks. Considera que ambas compañías se han beneficiado de subsidios "ocultos", con ventajosos acuerdos en el sistema de impuestos aplicado por Luxemburgo (para el primero) y los Países Bajos (para la segundo). El comisario europeo de Competencia, Margrethe Vestager, anunciará presumiblemente este miércoles esas multas. Fiat y Starbucks podrían ser condenados a pagar decenas de millones de euros.

Es el primer castigo de la Comisión Europea contra grandes empresas por beneficiarse de manera abusiva de un sistema de ayudas fiscales. Competencia considera que tanto Fiat como Starbucks se beneficiaron de esquemas a medida para eludir pagos de impuestos. Además de Starbucks y Fiat, Bruselas investiga formalmente a Apple y a Amazon en Irlanda, así como todo a multitud de empresas en Bélgica. Competencia ha pedido datos adicionales a varios países, incluido España, para detectar posibles tratos de favor con las grandes multinacionales para atraer inversiones. 

PRÁCTICAS ANTICOMPETENCIA

La posibilidad que tienen las sociedades de hacer transferencias entre filiales les permite eliminar o reducir al mínimo la tributación en los territorios de mayores gravámenes para pagar impuestos en países con fiscalidad más ventajosa. Como resultado, la competencia fiscal entre países se ha incrementado en los últimos años. En ocasiones esas ventajas fiscales se traducen en normativas dirigidas a beneficiar a determinadas compañías, tanto con medidas dirigidas a la exención de impuestos locales, como ventajas a la contratación, a la vivienda de los trabajadores, etcétera. Si esas ventajas benefician exclusivamente a determinadas compañías y no a todas por igual, entonces esa política atenta contra las normativas de defensa de la competencia. 

0 Comentarios
cargando