La luz se encareció en España el doble que en la UE durante la crisis

Un estudio del Oxford Institute for Energy Studies atribuye el 73% del alza a impuestos y recargos en el recibo

Una mujer consulta una factura de la luz frente al contador de su casa.

Una mujer consulta una factura de la luz frente al contador de su casa. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
AGUSTÍ SALA / BARCELONA

El doble que la media de la Unión Europea (UE). El recibo de la luz para las familias se encareció en 81 euros por megawatio hora (MWh) hora entre el 2008 y el 2014, frente a los 42 euros de media en la UE.

El estudio 'Análisis de los precios de la electricidad en la UE y EEUU: Una perspectiva española' del Oxford Institute for Energy Studies, afirma que el incremento porcentual de los precios durante ese periodo fue del 52%, muy por encima del de países como Francia (46%), Alemania (35%), Reino Unido (26%) e Italia (5%).

Todo ello sitúa el recibo de la luz que pagan la familias como el cuarto más elevado de la UE, solo superado por Dinamarca, Alemania e Irlanda, los dos primeros con un nivel de vida y renta más altos que España. Esos datos han endurecido los costes de los hogares durante la etapa de crisis. 

Noticias relacionadas

Los autores atribuyen el 73% del alza a la intervención estatal a través de impuestos recargos que encarecen el recibo que pagan las familias. En concreto, estos factores significaron 58 de los 81 euros Mwh de aumento del coste de la luz entre el 2008 y el 2014. A finales del año pasado, ese conjunto de variables de coste significaba el 46% del precio de la luz, muy por encima del 32% que suponía seis años atrás. Sin esos recargostasas impuestos, el precio del recibo sería el undécimo más caro en vez del cuarto, según el informe patrocinado por Eurocofin.

INDUSTRIA  

El mismo estudio afirma asimismo que el precio de la electricidad que paga la industria aumentó también el periodo 2008-2014, "pero no a un ritmo tan elevado como el de los hogares", con una subida del 9% para las medianas y del 7% para las grandes. De nuevo, en ese incremento tienen un gran peso las tasas, impuestos y recargos. El año pasado estos significaron el 28% del rpecio total frente al 20% en las industrias de gran tamaño.