FOTOGRAFÍA DIGITAL

Fujifilm elige Barcelona para abrir su nuevo concepto de tienda en Europa

Cuenta con un espacio de 270 metros cuadrados que ofrece a los clientes todo tipo de servicios relacionados con la fotografía y la impresión

Se lee en minutos

EFE / BARCELONA

El gigante tecnológico nipón Fujifilm ha inaugurado este jueves en Barcelona su primera Wonder Photo Shop de Europa, su nuevo concepto de tienda fotográfica, un espacio de 270 metros cuadrados que ofrece a los clientes todo tipo de servicios relacionados con la fotografía y la impresión. La tienda, ubicada en el número 1 de la calle Gran de Gràcia, ha supuesto una inversión de unos 700.000 euros y es la quinta del mundo que abre Fujifilm, después de la de Tokio (Japón), en febrero de 2014, y las de ColombiaShangai (China) y Manila (Filipinas), inauguradas entre marzo y junio de este mismo año.

Noticias relacionadas

El establecimiento barcelonés aspira a convertirse en el "buque insignia" de las nuevas tiendas de fotografía de Europa y busca especialmente introducir a la gente joven, la principal usuaria de los dispositivos móviles, en el mundo de la impresión. El local cuenta con seis zonas diferenciadas pensadas para que el consumidor "disfrute y cree fotografía", tanto los usuarios de cámaras analógicas e instantáneas como digitales, según ha explicado hoy el director general de Fujifilm en España y PortugalAntonio Alcalá, en rueda de prensa. Alcalá ha comentado que existe la sensación de que desde que irrumpió el teléfono móvil ya no se imprime como antes, pero que es una percepción "algo distorsionada", ya que se sigue imprimiendo, aunque en otros formatos y soportes, como fotolibros. "El móvil es una plataforma excelente para hacer copias e imprimir", ha asegurado el directivo, que ha señalado que con esta tienda la multinacional quiere mostrar a todos los ciudadanos las amplias posibilidades de impresión que ofrecen las nuevas tecnologías móviles. Así, la tienda dispone de una zona de autoimpresión, donde los clientes pueden hacer copias de sus fotos de forma sencilla, que además pueden obtener en una amplia variedad de materiales, como vidrio, madera, metacrilato o aluminio, así como crear álbumes personalizados y todo tipo de objetos de regalo y decoración.

La Wonder Photo Shop cuenta asimismo con secciones más innovadoras, como un estudio fotográfico en el que los usuarios pueden hacerse sus propias fotos o contar con la ayuda de un equipo profesional, o una zona de manualidades donde decorar las copias de forma personalizada. El director de Photo Imaging en España y Portugal, Eduardo López, ha indicado que uno de los objetivos de esta tienda es que la gente "pueda sacar provecho" de la gran cantidad de fotografías que almacenan en sus móviles y tabletas y que las puedan imprimir de forma rápida y sencilla en cualquier formato. "Para nosotros, la digitalización es una gran oportunidad", ha subrayado López, que cree que este nuevo concepto de establecimiento "es la estrella que tiene que guiar" a la compañía en los próximos años en Occidente. El acto ha contado también con la presencia del vicepresidente de Photo Imaging Europa, el japonés Amane Masada, que ha explicado que la compañía ha elegido Barcelona para abrir su primera Wonder Photo Shop europea porque es una de las ciudades más populares del continente, es muy turística y comercial y tiene una gran tradición fotográfica.