Ir a contenido

RETO DE LA DISTRIBUCIÓN TRADICIONAL

Amazon desata la guerra del supermercado online

El estreno de Amazon.es en la venta de alimentación revoluciona el sector

Las cadenas afirman que ayudará a que esta forma de comprar despegue

JOSEP M. BERENGUERAS / BARCELONA

Las compras por internet en España crecen a un ritmo anual del 25% y en sectores como el turismo los turoperadores on line facturan ya más que los tradicionales. Sin embargo, las ventas en internet de gran consumo (alimentación y droguería) apenas suponen el 1,2% de la facturación total en España. Los españoles parecen preferir hacer la compra físicamente en los súper e híper de toda la vida, pero el estreno de Amazon.es en la venta de artículos de alimentación droguería va a revolucionar, según apuntan desde el sector, la forma en que consumen los ciudadanos.

Hasta el momento, el mercado de los súper on line en España era dispar. Algunas cadenas (como Lidl) no tienen aún venta a través de su web, otras estrenaron esta modalidad de compra hace 15 años y algunas poco han variado su diseño y usabilidad desde entonces, lo que se traduce en un porcentaje de venta del canal on line muy bajo. «Hasta ahora la venta on line no se tenía en cuenta, era un servicio que se tenía porque se tiene que tener pero que en realidad importaba poco. Eran gastos y complicaciones», revelan fuentes de una conocida cadena de súper.

Pero, ¿qué pasa cuando llega un nuevo actor que ofrece una compra fácil y rápida? «La experiencia en otros países nos dice que cuando entra un nuevo actor como Amazon, se acelera la reconversión del sector tradicional y se amplía la base de usuarios que compran on line», destaca Florencio García, responsable del área de Distribución de la consultora Kantar Worldpanel España.

En otros países como Reino Unido el e-commerce de alimentación representa ya el 6% del total de las ventas del sector, mientras que en Corea del Sur el porcentaje alcanza el 13,2%. «En Inglaterra se ha producido una aceleración muy importante en los últimos años por la llegada de Amazon y la aparición de compañías de venta de alimentación solo por internet como Ocado, que han hecho poner las pilas a los competidores tradicionales. Ahora, todos crecen», agrega García. La mencionada Ocado facturó en Reino Unido el año pasado 1.350 millones de euros, una cifra similar a la facturación total de Caprabo, que cuenta con 319 supermercados en España.

INVERSIÓN / En los últimos años en España algunas cadenas han invertido en renovar o estrenar sus tiendas on line. Condis renovó su web en el 2014 (Condisline), Dia ha hecho lo mismo recientemente y grupos como El Corte Inglés han lanzado apps para realizar la compra desde el móvil o tableta. El éxito de las webs depende de cada cadena: para Condis, el 0,9% del total de la facturación se hace desde la web; mientras que para Mercadona ese porcentaje es del 1% y en Caprabo, del 2,9%. «A las cadenas ya les iba bien que el cliente se pase por los súper y que compre no solo lo que tiene apuntado, sino también nuevos productos», recuerdan fuentes del sector.

Pero ahora las cadenas tradicionales se encuentran con nuevos competidores, como el caso de Amazon.es. «Ponemos de inicio a disposición de cualquier consumidor de España más de 10.000 artículos de alimentación y limpieza, que pueden tener en sus casas al día siguiente, incluso el mismo día en Madrid. Ofrecemos un servicio cómodo y rápido, y continuaremos ampliando el catálogo de los productos que ofrecemos», destacó a este diario François Nuyts, director general de Amazon.es. «Creemos que ayudará a que el mercado del gran consumo por internet creca», agrega. La velocidad y comodidad de entrega es, según los estudios, un factor determinante para comprar o no por internet.

Pero Amazon no es el único nuevo actor al que tendrán que hacer frente los súper tradicionales. También han nacido nuevas plataformas como Ulabox. «Estamos encantados con la llegada de un nuevo equipo a nuestro terreno de juego. Esto confirma que la apuesta que hicimos hace ya cinco años creando Ulabox para revolucionar el sector de los supermercados ha sido un acierto. Nos ayudará a acelerar esta transformación  y hacer que el sector crezca más», afirma Jaume Gomà, cofundador de este súper on line. Otros intentos de super en internet como Alice.es, en cambio, fracasaron.

También han nacido plataformas mixtas, como deliberry.com, que hace la compra por el consumidor en tiendas como Caprabo, PlusFresc, Veritas o Casa Ametller. «No somos un súper, sino un aliado de estos. Aportamos servicio al consumidor», dice Gemma Sorigué, consejera delegada de Deliberry. En su plataforma, los usuarios pueden hacer la compra on line y, después, una red de profesionales irá a la tienda a hacer la compra por el usuario y se la llevará a casa en una hora. También plataformas como Unplis.com o Glovoapp.com hacen la compra y la entregan en casa del usuario.

«La competencia es buena y de todos los competidores se puede aprender», apuntan desde Mercadona. De momento, los súper tradicionales con tienda en internet jugarán la carta de la venta de artículos frescos: Amazon.es no ha entrado en este campo. De momento.