Ir a contenido

VW cambia la cúpula del grupo y de Seat por el escándalo

El directivo de Audi Luca de Meo sucede a Stackmann al frente de la marca española

La multinacional confía a Matthias Müller la gestión de la crisis

ANTONI FUENTES / CARLES PLANAS / BARCELONA / BERLÍN

La purga interna por el escándalo de los motores trucados ha empezado con intensidad en Volkswagen. El consejo de administración del primer fabricante mundial de automóviles aprobó cambios de calado en la cúpula que afectan, por ahora, a ocho directivos, entre los que se encuentran los nuevos presidentes del grupo y de Seat, El hasta ahora máximo directivo de Porsche, Matthias Müller, ha recibido el difícil encargo de gestionar la peor crisis en la historia de la compañía alemana. Para ello contará también con la ayuda de Jürgen Stackmann, que dejará la presidencia de Seat para hacerse cargo del área de ventas de la marca Volkswagen en un momento en que su imagen pública se ha desplomado. Su sucesor en Martorell será el directivo italiano de Audi Luca de Melo, otro especialista en márketing.

La reestructuración se anunció con las bolsas europeas cerradas -después del desplome de las acciones de Volkswagen durante esta semana-, y tras una larga y densa reunión del consejo de administración, controlado por las familias Porsche y Piëch. El máximo órgano directivo del grupo indicó que Müller y la reestructuración anunciada «es lo que necesita ahora la compañía». «Matthias Müller es exactamente el hombre adecuado -aseguró el consejo- en el momento adecuado para lograr un comienzo renovado y para conducir la clarificación de la actual crisis que ha impactado nuestra compañía con decisión y para obtener las conclusiones correctas».

MÁS PODER PARA LAS MARCAS / Müller releva a Martin Winterkorn, que presidió Volkswagen desde el 2007 y hasta el pasado miércoles, cuando tuvo que dimitir después de asumir que la multinacional vendió 11 millones de vehículos con una trampa para maquillar unas emisiones de gases. El nuevo presidente del comité ejecutivo de Volkswagen iniciará su mandato con una reforma de la estructura de la cúpula que da más poder a las marcas.

En el área estratégica de ventas de la marca Volkswagen tendrá a Jürgen Stackmann, que sustituye a Christian Klingler, que ha sido destituido «como resultado de diferentes visiones de la estrategia de la empresa». Müller asumirá de forma interina la responsabilidad de Klingler, que también era vicepresidente de márketing del grupo.

La elección de Luca de Meo como nuevo presidente de Seat fue obra de Francisco Javier García Sanz, vicepresidente mundial de compras del grupo VW cuyo contrato ha sido prorrogado por cinco años. El grupo espera que la gestión de De Meo sea continuista debido a la buena relación que tiene con Stackmann y a los beneficios operativos que empieza a registrar la marca.

A pesar de que el epicentro del escándalo se situó en Estados Unidos, Volkswagen mantiene en su puesto al presidente de la filial estadounidense, Michael Horn, aunque le pone por encima como responsable del mercado norteamericano a Winfried Vahland, que cede la presidencia de Skoda a Bernhard Maier, que hasta ahora era jefe de ventas.

Temas: Seat Volkswagen

0 Comentarios
cargando