Ir a contenido

REESTRUCTURACIÓN ACCIONARIAL

Abengoa aumenta capital por 650 millones y da el control a la banca

Felipe Benjumea abandonará la presidencia ejecutiva de la firma industrial

Abengoa propondrá a sus accionistas en la junta general extraordinaria, que celebrará el próximo 10 de octubre, una 'operación acordeón', con una reducción de capital del valor nominal de sus acciones de clase A y B y, posteriormente, una ampliación por 650 millones de euros, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo acordó ayer convocar esta junta general extraordinaria de accionistas para aprobar el aumento de capital por 650 millones, que dará el control a un grupo de bancos -HSBC, Banco Santander y Credit Agricole CIB- y restará poder a la familia Benjumea.

Asimismo, se someterá a la junta los cambios dentro de la estructura de gobierno de la compañía acordados con la ampliación. Así, se someterá a ratificación el nombramiento como nuevo presidente no ejecutivo de la compañía de José Domínguez, que relevará en el cargo a Felipe Benjumea, nombrado presidente de honor. También se someterá a ratificación en su cargo al actual consejero delegado del grupo, Santiago Seage.

Con el relevo de Benjumea como presidente de la compañía, después de 25 años en el cargo, y el acuerdo con los bancos para llevar a cabo la ampliación de capital, Abengoa indicó que inicia una "nueva era con este plan y los cambios anunciados".

Además, la compañía llevará a cabo una reducción del número de miembros del consejo de administración a 13, de los cuales seis serán independientes y se limitará a 5 el número de representantes correspondientes al principal accionista, Inversión Corporativa.

MEDIDAS ESTRATÉGICAS.

Dentro del plan de medidas estratégicas acordado por la compañía, Abengoa reforzará su programa de desinversiones de activos para obtener hasta finales de 2016 aproximadamente al menos 1.200 millones.

Abengoa también creará una nueva comisión de inversiones, formada por una mayoría de consejeros independientes, encargada de, entre otras cuestiones, aprobar todas las nuevas inversiones en 'capex', controlar y monitorizar el cumplimiento de las nuevas directrices y limitaciones de inversión para velar por el mantenimiento de los ratios de endeudamiento objetivo, y supervisar la política de endeudamiento y dividendos de la compañía.