27 nov 2020

Ir a contenido

LA PRECAMPAÑA CATALANA

Foment advierte de que el 27-S genera "tensión y máxima preocupación" entre los empresarios

La patronal catalana rechaza el carácter plebiscitario de las elecciones y reclama que el próximo Govern se forme dentro del marco legal

El presidente de Foment del Treball, Gay de Montellà.

El presidente de Foment del Treball, Gay de Montellà. / FRANCESC CASALS

La patronal catalana Foment del Treball Nacional ha presentado un documento de propuestas con vistas a las elecciones autonómicas de Catalunya, el próximo 27 de septiembre en el que recalca la situación de tensión en el mundo económico a causa del debate soberanista. En el documento, Foment afirma que la convocatoria electoral "incorpora una dimensión política extraordinaria y excepcional" debido al proceso secesionista que plantean algunas candidaturas, lo que "genera tensión y máxima preocupación desde la perspectiva económica y empresarial".

"Es obvia la incertidumbre empresarial ante este debate político, que pone en cuestión la pertenencia a la Unión Europea y a la zona euro con todas las consecuencias que esto tiene para el sistema financiero catalán, entre otros", añade la nota.

Por todo ello, la patronal rechaza el carácter plebiscitario de las elecciones, al reivindicar "la convocatoria de elecciones autonómicas, que es exactamente lo que dispone el documento de convocatoria formal". Y exige que el próximo Govern de la Generalitat se forme "dentro del marco legal, en un entorno de seguridad jurídica de libertades, derechos y obligaciones" y con "establidad".

CINCO LÍNEAS ESTRATEGICAS

En el aspecto más económico, Foment propone cinco líneas estratégicas que considera prioritarias para Catalunya, en torno a la fiscalidad, las infraestructuras, la seguridad jurídica, la administración pública y la competitividad

La patronal afirma que el aumento de la presión fiscal que ha sufrido la economía catalana en los últimos años "ha perjudicado su capacidad de atracción de nuevas inversiones respecto a otros territorios". Recuerda que Catalunya tiene el tipo máximo del IRPF más alto de España (y uno de los más altos en Europa), que reclama eliminar. Y entre las competencias de la Generalitat, exige la supresión del impuesto sobre el Patrimonio y reducir el de sucesiones y donaciones.

Foment también recalca que no se ha corregido el déficit de inversiones en infraestructuras estratégicas y que el Estado no ha cumplido con sus compromisos políticos en esta materia (marcados en la disposición adicional tercera del Estatut). Y recuerda que la inversión presupuestada del Estado para Catalunya ha sido del 10% del total, cuando la economía catalana representa el 19% del PIB de España. Entre las infraestructuras prioritarias, exige un impulso al Corredor Mediterranio y la gestión individualizada del Aeropuerto de Barcelona.

El resto de propuestas se refieren a un marco jurídico y regulador seguro y estable, y avanzar hacia la máxima eficiencia de la administración pública a través de la simplificación de la normativa y la reducción de su propia estructura, así como al fomento de la competitividad mediante la internacionalización, la innovación y la formación.