Ir a contenido

Iluminando las 'smart cities'

Novatilu, de Manlleu, fabrica equipamientos urbanos con el 'know-how'de FundicióBenito

CARME ESCALES / MANLLEU

La gestión de las zonas azules de aparcamiento municipal centró el proyecto de final de carrera de Andrea Carandell, una estudiante de EADA aventajada en el contexto empresarial. Aventajada por haber crecido viajando de ciudad en ciudad acompañada por la inquietud empresarial de un padre, Joaquim Carandell, que logró situar el nombre de su empresa -Fundició Dúctil Benito, de Manlleu (Osona)- en el mercado mundial del equipamiento urbano.

Tapas de accesos al subsuelo, rejas de cloaca o de parcelas urbanas, farolas, jardineras y bancos de espacios públicos de muchísimas ciudades, entre ellas Barcelona, llevan el sello de una firma con más de 20 años de experiencia amueblando calles, plazas y jardines.

Y justo cuando el padre de Andrea Carandell decidía, ahora hace un año desvincularse por completo de la empresa que fundó y de la que en el 2010 vendió la mayoría de sus activos al fondo inversor belga Groupe Bruxelles Lambert, a la family office Carandell se le encendió una lucecita: «Regresar al mercado aportando la eficiencia energética y reducción de costes que hoy demandan los municipios, de la mano de la iluminación con leds», explica Andrea Carandell.

Con 27 años, la joven se ha situado al mando de Novatilu, la nueva empresa de la familia, que irrumpe en el mercado aplicando las nuevas tecnologías en sus productos, pero cabalgando en el know how que han cimentado en los espacios al aire libre urbanos una veintena de años de encargos públicos.

«Me atrae mucho el concepto de smart city, y en él la nueva tecnologia led es un campo con mucha proyección», señala Andrea Carandell. «De hecho, Novatilu nacía hace nueve meses como empresa de iluminación, pero antiguos proveedores de mobiliario urbano nos vinieron a ver y era un pecado no aprovechar las aportaciones que también la tecnología ha hecho en el sector», añade. «Hasta ahora habíamos estado amueblando el mundo y ahora, en la era más tecnológica, reducir costes y ser más eficientes está a la orden del día y nosotros, desde una empresa familiar, próxima, controlando el producto de principio a fin, podemos dar la confianza al cliente», argumenta.

Su apuesta por las smart city de la mano de la tradición familiar ha llevado a Novatilu a una facturación que alcanzará el millón de euros este año -y que prevén que suba a entre 5 y 10 millones de euros el próximo año-. Ya tienen proyectos en 11 países: cinco en Europa, tres en África, tres también en Sudamérica y uno en Asia. Impulsada por una inversión inicial de 3,2 millones, la empresa, que aprovecha las instalaciones de la antigua sede de Fundició Dúctil Benito, en un polígono de Manlleu, tiene 16 empleados, «con expectativas de crecer», apunta la gerente, que tiene a su padre como coach. «La tradición empresarial familiar aporta a Novatilu agilidad y eficiencia, máxima calidad al mejor precio», declara Andrea Carandell.

FABRICACIÓN LOCAL

«Nuestra filosofía es que todo lo que podamos fabricar aquí no lo haremos fuera. Excepto la fundición, que actualmente la tenemos en Asia, aquí hay ahora muy buenas oportunidades de quienes, tal vez en su momento deslocalizaran fuera del país, pero ahora vuelven a fabricar aquí», precisa Carandell.

Sin embargo, según explica la joven gerente de Novatilu, «nuestra intención es que no se nos localice solo en Catalunya. Estamos negociando ya con empresas nacionales y en el extranjero, cuyos productos se adecúan a nuestro cliente, para establecer asociaciones y poder abrir y salir a un mayor mercado», avanza. «Estamos abiertos a asociarnos y a adquirir empresas», añade Andrea Carandell.

Novatilu ofrece al mercado cinco gamas de producto: mobiliario urbano; tapas y rejas; juegos infantiles, elementos deportivos y de fitness para espacios públicos, arte -esculturas al aire libre- y alumbrado público. «Nuestro core business es la iluminación», puntualiza. «Cada vez hay una mayor conciencia en las poblaciones de la necesidad de reducir la factura de la electricidad. Eso es muy importante hoy para un ayuntamiento». El camino para conquistar ese objetivo, ellos lo iluminan.

Temas: Manlleu Empresas