Ir a contenido

TROBADA EMPRESARIAL AL PIRINEU

Santi Vila contrapone su modelo de crecimiento "sostenible" al de "decrecimiento" de Ada Colau

El 'conseller' de Territori invita a elegir entre el sistema de Dinamarca o el de Venezuela

AGUSTÍ SALA / LA SEU D'URGELL

El 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila ha contrapuesto su modelo de "crecimiento sostenible" al de "decrecimiento" de la Barcelona en Comú encabezado por Ada Colau, que gobierna en la capital catalana. Ante los empresarios participantes en la 26 Trobada Empresarial al Pirineu en La Seu d'Urgell, Vila ha defendido la necesidad de erradicar "las ocurrencias" en la gestión pública.

A su vez ha apostado por consensuar el modelo económico al que se aspira. Uno, ha dicho, es el clásico que ha conducido a la crisis y a un crecimiento desigual; otro es el sistema de Barcelona en Comú y otros movimientos similares consistente en "decrecer" y en "las desinversiones" y una tercera vía de "crecimiento sostenible" basado en la formación y la reforma de la administración. "Nos jugamos mirar a Venezuela o a Dinamarca", ha alertado.

"Las políticas de decrecimiento son un error en general, pero especialmente si tenemos en cuenta que un 20% de la población está parada y que además somos una sociedad muy sobreendeudada", ha afirmado. A su entender, es "inmoral" apostar por medidas involutivas en el actual contexto económico en el que es preciso generar empleo.

Ante unos 600 empresarios, el 'conseller' ha explicado que en política resulta fundamental crear un marco de estabilidad, seguridad, confianza y, sobre todo, previsibilidad. Por ello ha hecho un llamamiento a "erradicar de los gobernantes las ocurrencias".

También ha reivindicado el sistema de concesiones que ha llevado a cabo el ejecutivo de CiU en Catalunya. "La administración ha de planificar y controlar, pero la prestación de servicios la puede llevar a cabo de forma directa e indirecta", a través de un modelo basado en la "terciarización de determinados servicios, como la gestión del agua o la explotación de algunas carreteras".

De no ser de esta forma, el Govern no podrá llevar a cabo las inversiones que necesita Catalunya. En este sentido ha alertado de los riesgos para empresas catalanas con gran proyección exterior de determinadas políticas como las que aplica Barcelona en Comú.  

Pese a que se ha avanzado en materia de infraestructuras, gracias al diálogo con el Ministerio de Fomento, Vila ha recordado que quedan pendientes proyecto imprescindibles como el corredor mediterráneo y la mejora de Cercanías.En este sentido, ha reprochado que el Gobierno central ha acometido las políticas de infraestructuras siguiendo criterios "meramente políticos, y no de retorno económico y social".

También ha recordado que los ajustes recortes que han tenido que acometer las adminisraciones han minado la confianza de los ciudadanos. Eso, ha agregado, ha propiciado un grio a la izquerda en las pasadas elecciones municipales de mayo.

Temas: Ada Colau