Ir a contenido

ENTIDADES CREDITICIAS

La excúpula de Laietana elude las culpas por las preferentes

Dòria e Ibern alegan que su venta era parte de la actividad ordinaria de la caja

Ambos exdirectivos se niegan a contestar las preguntas de la acusación

JOAN SALICRÚ / MATARÓ

Los exdirectores generales de Caixa Laietana Josep Ibern y Pere Antoni de Dòria, junto con otros cinco exaltos cargos de la entidad, comparecieron ayer para prestar declaración en el Juzgado de Instrucción Número 3 de Mataró a raíz de la denuncia de una familia de Vallgorguina a quien la caja de ahorros vendió participaciones preferentes sin ofrecer información de que se trataba de una inversión de riesgo. A diferencia de lo que han hecho el resto de afectados, esta familia optó por denunciar a la entidad de Mataró por la vía penal y no por la administrativa, lo que abrió el camino para que Dòria e Ibern pudieran ser juzgados.

En su declaración, ambos exejecutivos de la caja optaron por un perfil bajo y respondieron solamente a las preguntas de la jueza y del abogado de la defensa, no así a las de la abogada de la familia de Vallgorguina. Los que fueran directivos de la entidad financiera que acabó en manos de la nacionalizada Bankia, eludieron cualquier responsabilidad en la emisión de las participaciones preferentes, a pesar de que se llevaron a cabo durante sus respectivos mandatos diferentes emisiones de estos productos híbridos. Tanto Ibern como Dòria aseguraron que su emisión y comercialización formó parte del funcionamiento ordinario de Caixa Laietana.

ARGUMENTOS CONOCIDOS / Los exdirectivos volvieron a repetir argumentos ya utilizados en anteriores ocasiones, como en la comisión de investigación de cajas de ahorros que llevó a cabo el Parlament de Catalunya. Dijeron que la venta de preferentes era legal y estaba avalada por el Banco de España y que no conocían el detalle de las operaciones que se llevaron a cabo. La Fiscalía no ha estado presente en el interrogatorio.

En todo caso, cuando fue admitida la querella, el auto de admisión a trámite de la juez ponía sobre la mesa un presunto delito de estafa por parte de los siete imputados. Eso sin perjuicio de que en el marco de la instrucción pudiera haber otras conductas constitutivas de delito. Ahora, la jueza puede dictar el archivo de la causa o decidir practicas nuevas diligencias. La primera declaración, prevista para el 22 de enero de 2014, no se llevó a cabo por la incomparecencia de los imputados, que alegaron no haber sido correctamente emplazados por el juzgado.

TRAYECTORIA EN LA CAJA / Josep Ibern fue director adjunto de la entidad financiera desde el 2004  al 2008 y pasó a dirigir las riendas de Caixa Laietana en el 2008, cuando Pere Antoni de Dòria dimitió del cargo. Fue un año después, en 2009, cuando Laietana emitió la tercera emisión de participaciones preferentes, la caja,  que ocasionó un gran escándalo porque los clientes ya no pudieron recuperar sus ahorros depositados, permitió que se canjearan participaciones preferentes por acciones de Bankia, cuando esta entidad, en la que estaba fusionada Laietana, salió a bolsa. Esa operación, como la misma venta de preferentes, fue denunciada ante los juzgados por muchos de los afectados que en su mayor parte han recuperado la inversión cuando se ha demostrado falta de transparencia en la venta.

En el reportaje Desmuntant Laietana, emitido este domingo en 30 minuts de TV-3, se daba cuenta de las presiones que Dòria realizó a partir de finales del 2010 para conseguir vender las participaciones preferentes de su familia, tal y como la Fiscalía de Barcelona ha confirmado.En el caso, en esta venta forzada de las participaciones preferentes de Dòria y familiares en el mercado secundario, la Fiscalía decidió archivar el caso al no poder demostrar que los Dòria disponían de información privilegiada.

0 Comentarios
cargando