LOS MERCADOS El Ibex

Calma chicha

Se lee en minutos

La acepción más habitual de la palabra calma es «paz, tranquilidad». Sin embargo, su significado en su origen griego, luego adoptado por el latín, es «calor sofocante». Con ese sentido llegó al castellano, aunque en el lenguaje marinero incorporó el significado de falta de viento, ya que esta ausencia impedía navegar y provocaba por ello altas temperaturas. El vocablo, con todo, fue perdiendo la connotación negativa, por eso en la mar se acuñó la expresión calma chicha, de igual significado y derivada del francés chiche (avaro).

Te puede interesar

La calma chicha, por tanto, no indica nada bueno ni es una invitación al descanso, sino más bien a un tenso nerviosismo. Sirve, así, para definir jornadas bursátiles como la de ayer en la que, más allá de los limitados vaivenes de los mercados, predominó una inquieta espera.

La sesión empezó bien gracias a los buenos vientos provenientes de la bolsa china, pero pronto se enturbió la situación por un artículo del primer ministro griego, Alexis Tsipras, en Le Monde en el que afirmó que el acuerdo con sus socios europeos se está retrasando por «propuestas absurdas» de la troika. Tras los mensajes optimistas de los últimos días, el ánimo de los inversores se enturbió ante la realidad de que el problema heleno sigue sin resolverse. Unos buenos datos macroeconómicos en Estados Unidos tampoco contribuyeron, ya que alentaron la idea de que se acerca una subida de tipos en el país, arrastrando con ello a Wall Street. El Ibex 35 cerró con un alza del 0,18%, a los 11.238,1 puntos, con la prima de riesgo al alza hasta los 140 puntos básicos.

Temas

Ibex 35