INFORME

La desigualdad salarial se asienta en España

La OCDE afirma que el paro y las reformas han agrandado la brecha de la pobreza

2
Se lee en minutos
M. JANSA / MADRID

Dos días después de que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertara sobre el aumento del empleo precario y pidiera incrementar la protección social, otro organismo internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha insistido en las profundas desigualdades que la crisis está dejando en España. La brecha entre ricos y pobres es de las mayores del grupo de países más desarrollados. Entre otros datos, señala que el 10% de los españoles más acaudalados acumula el 43% de la riqueza total.

La precariedad en el empleo, con contratos temporales, la bajada de los salarios, la reducción de las prestaciones y la diferencia de retribuciones entre hombres y mujeres, son algunos de los datos que han llevado a la OCDE ha destacar el récord de desigualdad de los últimos 30 años.

Las políticas de recortes aplicadas para afrontar la crisis financiera son las responsables del deterioro de la economía. En concreto, España ocupa el puesto 24 de los 34 estados miembros de la OCDE en cuanto a debilidad salarial.

Pese a que la desigualdad de ingresos disminuyó en los años 80, la crisis ha vuelto a dispararla «de manera muy importante», afirma el informe, aunque ha retrocedido algo desde el 2012.

RICOS Y POBRES

En concreto, los ingresos de los más pobres cayeron el 13% entre el 2007 y el 2011, mientras que los ingresos del 10% más rico de la población solo se moderaron el 1,4% en el mismo período.

El deterioro del empleo y de las retribuciones ha traído un aumento de la pobreza «de forma considerable» y España se sitúa aún muy por encima de la OCDE, aunque este organismo ve un problema añadido en las reformas fiscales aplicadas entre el 2007 y el 2012.

Los cambios impositivos «han reducido las prestaciones sociales de manera considerable», dice el informe, al tiempo que señala como consecuencia una «reducción de los ingresos netos para los hogares cuyas personas trabajan y para los no trabajadores».

En este sentido, la OCDE recomienda que una vez que España haya logrado la estabilidad fiscal que reclama Bruselas, revierta la tendencia a la baja en la redistribución «tanto por el lado fiscal como de las prestaciones sociales».

NUEVOS POBRES

La pobreza ya no solo afecta a las personas mayores, el grupo de riesgo. El organismo para el desarrollo advierte un «deterioro notable» en las condiciones de vida de niños y jóvenes.

También la brecha salarial entre mujeres y hombres deteriora las condiciones económicas de las familias ya que aunque las primeras se han incorporado más al empleo por la crisis, cobran el 15% menos.

Noticias relacionadas

La caída del empleo, de las mayores de los países desarrollados después de Grecia, es una de las causas de que los hogares y las familias en España hayan perdido la riqueza acumulada y hayan ampliado la bolsa de pobreza. Pero no solo. El mundo del trabajo resultante de las dos reformas laborales llevadas a cabo en España ha tenido mucho que ver en esta situación. El 60% de la pérdida de empleo la sufren trabajadores temporales, autónomos, jóvenes y asalariados con sueldos más bajos.

La OCDE pide a los políticos que reduzcan las «disparidades» en educación, evitar el abandono escolar y mejorar la incorporación de los jóvenes al mundo laboral y las pestaciones sociales , así como empleos «más estables».

Temas

Salarios