Ir a contenido

ACONTECIMIENTO CIUDADANO EN MONTJUÏC

Coches para vender

La industria muestra al gran público las últimas novedades del sector y las tendencia del futuro con el objetivo de mejorar sus ventas

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Hay salones del automóvil, como el de Ginebra, cuya fortaleza está en que las grandes novedades se dan a conocer en su recinto. Pero hay otros salones, como el de Barcelona, cuya fortaleza está en ser plataforma de un momento concreto de la industrial del automóvil. Novedades, hay; no muchas, pero tan importante como eso es proyectar una visión de la industria que entronca el momento actual con el futuro que se avecina. Y si hay un verbo que sintetiza el foco presente de la industria, ese es vender. O comprar. Lo defiende el director del certamen, José Miguel García: «Es una oportunidad para comprar coche. Los dos últimos vehículos que he comprado yo, los he adquirido en el salón», explica.

Clientes no faltaron ayer, en la primera jornada para el público general. «No sé si superaremos las 700.000 personas de hace dos años, pero público vendrá. La coincidencia de la Formula1 en Montmeló y el salón atraerá este fin de semana a muchas personas», vaticinó.

Ir no es lo mismo que comprar. El publico se hace fotos ante el Audi Prologue y el Maserati Ghibli. Pregunta el precio por curiosidad, pero para comprar abarrotan el stand de Nissan o el de Seat. «El publico viene con ganas de comprar, no solo de conocer las novedades. Buscan oportunidades porque la mayoría de marcas siempre tenemos acciones comerciales específicas para el salón», explicó José Luis Blanco, delegado de ventas de Seat en Barcelona, mientras que el nuevo modelo del Ibiza -novedad mundial en el salón- interesaba a no pocos visitantes.

«Llevamos ya ocho coches vendidos con paga y señal», reconocía Luis Pérez, responsable comercial de Nissan, a media mañana. La marca ha ampliado su gama con el Pulsar y su estand ocupa la plaza del Universo de la Fira. «Tanta presencia es parte del compromiso de la marca con Barcelona», agregó Pérez.

El de Nissan era uno de los espacios más concurridos en competencia con los estands de Audi, BMW y Mercedes. Las marcas son reacias a avanzar cifras, aunque no todas. Mercedes no esconde que en la última edición, aún marcada por la crisis, vendió cerca de 700 vehículos en el salón. «No creo que otra marca pueda decir que vendió más», puntualizó el responsable de comunicación Alfonso Aguilar. Las apariencias no siempre engañan: más Mercedes que Seats vendidos en la Fira puede que solo explique quién puede comprar y quién no.

Al margen de la gama de coches, destaca un elemento: la conectividad. Es la gran apuesta del sector. No solo por la tecnología que ya incorporan los vehículos, sino por el espacio dispuesto en la Fira para divulgar el camino de futuro. Labs4 es una start up que ha desarrollado par el Mobile World Capital y la Fira unas gafas de realidad virtual que sitúa al visitante al volante de un coche conectado con la ciudad inteligente: interactúa con la información del tráfico y con las funciones del móvil. Se controla por medio de la voz y no habrá que esperar mucho para ver aplicado el sistema en los coches que se exhiban en la Fira.

0 Comentarios
cargando