Ir a contenido

SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE BARCELONA

BCN recarga el motor

La Fira reinventa la muestra de automoción para intentar codearse con los grandes salones

ANTONI FUENTES
BARCELONA

Nuevo logotipo, imagen renovada, espacios innovadores de diseño, internet y movilidad y alfombra roja para las marcas de coches. Es la apuesta que ha hecho Fira de Barcelona en la edición número 38 del Salón del Automóvil con el propósito de que la muestra recupere brillo y abra nuevos caminos con los que reinventarse en el futuro.

Los directivos de la mayoría de las 38 marcas de vehículos presentes en el salón justo cuando cumple 95 años de existencia están satisfechos con el empaque recuperado por la muestra después de que en la edición anterior se viera el peligro de desaparición. En el salón de hace dos años, con una veintena de marcas y el montaje de conciertos dentro del recinto ferial, se regitró una afluencia de público de 721.000 visitantes. La cifra, alejada del récord de más de un millón de personas, sitúa el evento de la capital catalana como el tercero más visitado de Europa, por detrás de París (1,2 millones) y Fráncfort (900.000).

Sin embargo, Barcelona, con dos primicias mundiales -la actualización de los modelos Ibiza y Alhambra de Seat- está muy por detrás de los tres salones de referencia en Europa en cuanto a presentaciones de novedades mundiales y europeas; París, Fráncfort y Ginebra, que a pesar de tener menos visitantes (682.000) está plenamente consolidada como muestra neutral para fabricantes franceses y alemanes.

«Además del problema del retorno de la inversión, el Salón de Barcelona tiene un problema añadido por la fecha en que se celebra, que está fuera de las temporadas de presentación de novedades», explica un alto directivo de una compañía automovilística.

Los organizadores del evento de Catalunya buscan la coincidencia con el Gran Premio de Fórmula 1 de Montmeló para que los miles de espectadores aprovechen su entrada al circuito para entrar en el salón por la tarde y, de paso, «convertir Barcelona en la capital mundial del motor». «Es el único salón del mundo que coincide con la celebración de un gran premio de Fórmula 1», sostiene Enrique Lacalle, presidente de la muestra.

La batalla por mantener y prestigiar el salón de Barcelona de Lacalle y el responsable de negocio internacional de Fira, Ricard Zapatero, choca con varios obstáculos que incluyen las reticencias de las marcas a invertir en el formato clásico de estands. Los fabricantes han reducido drásticamente su inversión en salones en los últimos años coincidiendo con la caída de las ventas. Una víctima de esa política fue el Salón del Automóvil de Madrid, que sigue en un formato simple de exposición de coches a cargo de los concesionarios locales, mientras Barcelona se mantiene en el calendario de la Organización Internacional de Constructores (OICA),

GASTO POR ESTAND

El gasto en un salón como el de Barcelona puede oscilar desde medio millón a más de un millón de euros por tener un estand de 600 a 1.000 metros cuadrados. El alquiler del espacio y el suministro eléctrico que cobra Fira representa una parte pequeña del coste total, entre 60.000 y 100.000 euros, según algunas marcas de coches. Los gastos más abultados son los de montaje y desmontaje del estand, la logística para trasladar los vehículos y el dispositivo de personal necesario para atender al público,

Además del traje a medida que ofrece Fira de Barcelona para facilitar la presencia de las marcas, algunas de ellas han buscado alternativas para reducir sus costes.

AHORRO / Seat se ha trasladado del pabellón italiano junto a la fuente de Montjuïc a la nave en la que están las otras marcas del grupo. Además de reforzar la imagen de Volkswagen, Seat reduce el gasto al ocupar menos espacio y aprovechar la estructura del estand de Ginebra.

PSA (Peugeot-Citroën) ha optado por un estand integrado con espacios para cada marca con un coste muy inferior al que supondría tener que montar la estructura de eventos internacionales que coordina la sede central del grupo en París. Ford está presente en la zona de pruebas y se ahorra el coste del estand.

0 Comentarios
cargando