Ir a contenido

LICITACIÓN POLÉMICA EN CATALUNYA

La guerra de las ambulancias

La adjudicación del transporte sanitario se complica por la presentación de varios recursos

JOSEP M. BERENGUERAS / BARCELONA

El mayor concurso público de la legislatura catalana, el de las ambulancias, tiene tintes de culebrón (inacabado). La licitación, con un presupuesto de más de 2.000 millones para los próximos 10 años, tuvo una primera adjudicación controvertida, un segundo episodio de adjudicación final nuevamente polémico y, ahora, un tercer capítulo de batalla legal: firmas históricas del sector han recurrido la adjudicación al considerar que algunas de las ganadoras no cumplen con los criterios técnicos que garantizan un servicio adecuado a los pacientes, denunciando que se ha priorizado la oferta económica.

En enero, la Generalitat hizo públicas las ofertas económicas de los 13 lotes sacados a concurso (ha dividido la prestación de este servicio en el territorio catalán en 13 zonas), y la gran ganadora fue la multinacional danesa Falck VL, que logró 6 de los lotes en liza. La decisión supuso un terremoto en el sector, pues muchas de la veintena de empresas que hasta ahora operaban se quedaban fuera del concurso.

A principios de mes, el Departament de Salut hizo pública la adjudicación final con varios cambios -tres lotes para Falck VL; tres para Transport Sanitari de Catalunya (TSC), controlada por la familia italiana Bonomi; y tres para la UTE Egara, entre otros), pero los cambios no han convencido a al menos cuatro de los operadores históricos, que han presentado recursos en el Tribunal Català de Contractes del Sector Públic y que han aplazado la formalización de las adjudicaciones.

Según ha podido saber este diario, en las reclamaciones, por ejemplo, el Consorci del Transport Sanitari de Catalunya Regió Girona (CTSC) denuncia que la ganadora del concurso del lote E (Girona), TSC, incumple en la mayoría de los vehículos la normativa de seguridad de peso, que varios de estos están destinados en otras zonas y que el plan de implantación y renovación de la flota por parte de la firma es "deficiente". Similares argumentos utiliza la UTE formada por Ambulancias Sanjuan, Centre d'Ambulàncies Baix Ebre y CTSC, que perdió el concurso del Alt Pirineu en favor de TSC, en otro de los recursos.

También ha recurrido Ambulàncies Reus la adjudicación de tres de los lotes con argumentos como que la UTE Egara carece de "solvencia económica y financiera necesaria" o que varios de los vehículos ofrecidos no son actualmente ambulancias, sino "furgones".

Salut aún no ha formalizado los contratos, y Tribunal de Contractes tiene ahora dos meses para resolver los recursos.

Temas: Ambulancias

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.