Ir a contenido

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Los 'exconsellers' Nadal y Huguet defienden la bondad política del proyecto Spanair

Antoni Castells asegura que creyeron en el proyecto porque era una iniciativa privada

Los 'exconsellers" del Govern tripartito Joaquim Nadal Josep Huguet, que intervenieron en la operación de compra de la compañía Spanair, han recalcado en la comisión de investigación parlamentaria sobre el cierre de esta aerolínea que en ningún caso fue un error político. Nadal, exresponsable de Política Territorial i Obres Públiques, ha recalcado que Spanair era un "proyecto de país" y que contó con el pleno apoyo de los Gobiernos presididos por los socialistas Pasqual Maragall José Montilla y el del convergente Artur Mas. Nadal, que intervino primero, ha evitado culpabilizar a Aena o al Estado del fracaso de Spanair, pero ha recalcado que si la entrada de Qatar Airways no hubiese fracasado por razones "exteriores e interiores" ahora posiblemente estarían hablando de una operación de éxito.

El republicano Huguet ha sido más contudente al atribuir parte del fracaso a las dificultades que puso Aena y el Estado a cualquien "intento de convertir el aeropuerto de El Prat en un hub intercontinental" y ha recalcado que las dificultades de Spanair deberían enmarcarse "en una guerra económica sucia" en la que el Estado jugó contra el futuro de la aerolínea catalana. "Ratifico la corrección política" de ese proyecto, ha sentenciado el 'exconseller'.

También intenvendrán en la comisión el  'exconseller' convergente Lluís Recoder y los 'consellers' en el cargo Felip Puig Andreu Mas-Colell, este último como responsable de la decisión final del Govern de abandonar el proyecto.

'COSNELLER' CASTELLS

Por su parte, en exconseller d'Economia Antoni Castells ha defendido la inversión en el proyecto, pues según él se cumplían varios requisitos, pricipalmente que había "la certeza de que era un proyecto empresarial de interés estratégico para el país" y que era un proyecto "viable empresarialmente". En este sentido, ha citado varios informes que hablaban de la viabilidad del proyecto, como los de Boston Consulting y Lufthansa.

El exconseller también ha citado como motivos de la inversión la política de "gestión aeroportuaria" del Gobierno de la época, que priorizaba Madrid-Barajas, y que el proyecto fue impulsado "por la iniciativa empresarial privada".

Temas: Spanair