HASTA UN 25%

Las calderas de condensación pueden reducir la factura de gas

Se gasta menos energía al necesitar menos combustible y su rendimiento es mayor al aprovechar el calor del vapor de agua

Se lee en minutos

Las calderas de condensación pueden suponer un ahorro del 25% en las facturas de gas a los consumidores españoles, ya que gastan menos energía al necesitar menos combustible y su rendimiento es mayor al aprovechar el calor del vapor de agua.

En esta línea, la Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor por Agua Caliente (Fegeca) pone en marcha estos días la campaña "Si condensa, compensa", para informar de ventajas de este tipo.

Por otro lado, las calderas de condensación contribuyen al desarrollo sostenible, la eficiencia energética y son más respetuosas con el medio ambiente, ya que emiten menos gases CO2 y NOx. Así, muchas comunidades autónomas han activado en sus territorios un Plan Renove de calderas de condensación que ofrece a los ciudadanos importantes ayudas de diversas cuantías.

Te puede interesar

Además, estas calderas se ajustan a la nueva normativa europea de etiquetado y diseño ecológico ErP, que obligará a las empresas del sector a la comercialización de equipos energéticamente más eficientes, como lo son las calderas de condensación, a partir del próximo 26 de septiembre. Esta nueva norma, que afectará a todos los países miembros de la Unión Europea, obedece al compromiso de Europa en su cumplimiento de acuerdos internacionales como el Protocolo de Kyoto o el Plan EU20.

Asimismo, la nueva normativa permitirá a los ciudadanos comparar datos de consumo energético, prestaciones y otras características de una manera fiable, sencilla, contrastable y transparente, gracias precisamente a la introducción de la etiqueta energética para los equipos de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS).