29 nov 2020

Ir a contenido

AHORRO A LARGO PLAZO

La pensión privada rinde menos que la bolsa y la deuda

Solo un plan para la jubilación bate al Ibex 35 y al bono en un periodo de 15 años

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

en los últimos 15 años, solo un fondo de pensiones de un total de 313 analizados arrojó una rentabilidad mayor que la del Ibex, el principal indicador bursátil español; y que las obligaciones del Estado al mismo plazo. Esta es una de las revelaciones del análisis dirigido por el profesor de Finanzas del IESEPablo Fernández, sobre la rentabilidad de los fondos de pensiones en España entre 1999 y el 2014, que es la continuación de otro realizado el año pasado en relación al periodo 1998-2013.

Los autores concluyen que «pocos gestores se merecen las comisiones que cobran» y que la discriminación fiscal a favor de los planes de pensiones no se justifica «en absoluto», en línea similar a lo recogido en el anterior estudio. De hecho, «en varios casos, los inversores en fondos de pensiones perdieron la desgravación fiscal que les regaló el Estado para inducirles a invertir en dichos fondos en menos de cincos años, vía comisiones e ineficiencias en la inversión y la gestión».

El año pasado, las gestoras agrupadas en Inverco cerraron el ejercicio con un patrimonio administrado de 64.144,9 millones de euros en planes de pensiones individuales, el mayor volumen en toda la historia de este producto, con un alza del 10,54% con respecto a diciembre del 2013. En total, los partícipes fueron 7,8 millones, casi la misma cantidad que un año atrás.

58 CON PÉRDIDAS

El informe abarca el periodo de diciembre de 1999 a diciembre del 2014. Durante ese plazo de tiempo, la rentabilidad media del Ibex 35, donde se encuentran las empresas con mayor valor bursátil, fue del 3,28%; la de las obligaciones del Estado a 15 años, del 5,83%; y la de los planes de pensiones estudiados (un total de 313 con un plazo de 15 años de historia), del 1,2%, según los autores del análisis.

Según el informe, de los fondos analizados, «solo 21 superaron la rentabilidad del Ibex 35 y solo uno superó la rentabilidad de los bonos del Estado a 15 años». Un total de 58 registraron una rentabilidad negativa, es decir, pérdidas, en un periodo en el que la inflación era elevada, y acumuló un incremento del 43,6% y un promedio anual cercano al 3%, en concreto, del 2,46%.

Del estudio de los fondos de pensiones se interpreta que «las elevadas comisiones explican solo parcialmente la pobre rentabilidad de los fondos de pensiones». Según la dirección general de Seguros, en el 2007, el 36% de los fondos cobraron comisiones equivalentes a entre el 2% y el 2,5% del patrimonio administrado, y el 24%, entre el 1,5% y el 2%.

En el 2002, las comisiones que ingresaron las gestoras ascendieron a 563 millones de euros; en el 2003, a 622 millones, en el 2004, a 712 millones; en el 2005, a 816 millones; en el 2006, a 924 millones; en el 2007, a 1.050 millones y en el 2008, a 1.013 millones.

Las otras variables que influyeron en los pobres rendimientos obtenidos en estos 15 años son «la distribución de la cartera de inversión y la gestión activa». Sobre este último aspecto, el estudio de Pablo Fernández, junto con Alberto Ortiz, también del IESE, Pablo Fernández Acín, investigador independiente e Isabel Fernández Acín, de la Universidad de Navarra, afirma que con los datos que aportan la mayoría de los fondos «es imposible» determinar si la gestión activa proporciona valor a los partícipes.

COMPRAS Y VENTAS 

En todo caso, sí que genera valor «para los departamentos de bolsa que realizaron las compras y ventas de valores (cobraron comisiones que pagaron los partícipes)». Es por ello que reclaman una mayor exigencia de información. «Parece razonable y deseable que los fondos informen a sus partícipes de cuántas compras y cuántas ventas han realizado y de la cuantía de las comisiones que pagaron (la mayoría no lo han hecho)».

Los autores, además, van más allá y consideran que sería interesante «que los fondos proporcionaran el dato de la rentabilidad que habrían obtenido si no hubieran movido la cartera». A su entender, esa sería la única forma de saber «exactamente qué valor aportó, o restó en la mayoría de los casos, la gestión activa».

Los fondos con mayor rentabilidad durante el periodo estudiado fueron Bestinver Ahorro, del grupo del mismo nombre, integrado en Acciona, con una media del 10,63%; y Fonditel Red Básica, del Grupo Telefónica, con el 5,88%. Los menos rentables fueron BBVA Plan Telecomunicaciones, con unas pérdidas medias del 4,17% y Penedès Pensió Euroborsa 100, de Caser, con unas pérdidas del 3,83%.

Además, en el estudio se aprecia que los fondos de pensiones con mayor rentabilidad «no son los que tienen mayor patrimonio ni un mayor número de partícipes».Y es que hay muy poca correlación entre el tamaño y el rendimiento y esta es nula si se compara con el número de partícipes.

Los autores del estudio afirman que un euro invertido en diciembre de 1999 en los dos planes con mayor rentabilidad se hubiera transformado en 4,55 y 2,36 euros, respectivamente en diciembre del 2014. Mientras, un euro aportado al plan de pensiones menos rentable se hubiera quedado en solo 53 céntimos al finalizar el mismo periodo de tiempo.