MACROINSPECCIÓN EN EL CENTRO DE ABASTECIMIENTO CENTRAL DE BARCELONA

Hacienda investiga 100 millones de ventas en negro en Mercabarna

La Agencia Tributaria analiza las cuentas de 20 sociedades del mercado del pescado

La documentación revela que podrían ocultar un tercio de la facturación real

Una inspectora de la Agencia Tributaria , acompañada por un mossos de esquadra, ayer en el mercado central de pescado de Marcabarna.

Una inspectora de la Agencia Tributaria , acompañada por un mossos de esquadra, ayer en el mercado central de pescado de Marcabarna. / JOAN CORTADELLAS

Se lee en minutos

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

"Lo más llamativo es que se han encontrado cuadernos en los que constan de manera muy explícita ventas en A y las que son en B o en negro. En unos casos en libretas escritas a mano y en otros en excel en ordenadores".

Este comentario corresponde a fuentes próximas a la investigación que llevó a la Agencia Tributaria estatal a enviar en la mañana de este martes a 106 funcionarios, acompañados por Mossos para garantizar la seguridad, a investigar la documentación y contabilidad de 20 sociedades que operan en el mercado mayorista del pescado de Mercabarna, así como de siete socios de las mismas.

En total, en ese centro de abastecimiento de pescado y marisco del mercado mayorista que abastece a Catalunya, al norte de la comunidad valenciana, la franja de Aragón, las Baleares, Andorra, el sur de Francia y el norte de Italia operan algo más de una cincuentena de sociedades de comercio mayorista.

Hacienda estima que los implicados podrían haber dejado de declarar unos 100 millones de euros al año, el equivalente a un tercio de la facturación anual declarada (unos 300 millones de euros), según explicaron fuentes de la Agencia Tributaria. La cuota defraudada correspondería tanto a IVA como al impuesto de sociedades.

La operación, bautizada curiosamente como White White(blanco, en inglés) a pesar de buscar ventas en negro, llevó a los efectivos del fisco a registrar 23 puestos y 10 sedes de oficinas pertenecientes a las sociedades inspeccionadas durante varias horas. Las entradas y registros se hicieron con autorización judicial. Al tratarse de actuaciones de carácter administrativo, no se produjeron detenciones.

COMPRAS DE INCÓGNITO

Los primeros indicios de posibles irregularidades los comprobaron inspectores de Hacienda que fueron a comprar de incógnito pescado y marisco. "Se encontraron con que en algunos casos, las ventas se cerraban sin cargar el IVA", explican fuentes próximas a la investigación. De acuerdo con las indagaciones iniciadas por la Agencia Tributaria a mediados del año pasado, las sociedades "estarían en posesión de un sistema informático que permitía ocultar deliberadamente, y a voluntad, un importante volumen de facturación".

Siguiendo la metodología, los datos sobre ventas se introducían en el servidor informático de cada una de las sociedades a través de pantallas táctiles situadas en los puestos. El sistema empleado identificaba con una serie de códigos concretos aquellas ventas «que se ocultaban en la contabilidad y en las correspondientes declaraciones tributarias de las empresas», según explica Hacienda.

106 EFECTIVOS

Te puede interesar

Las primeras indagaciones dejan entrever que el fraude podría afectar a más del 30% de las ventas adicionales que realmente realizan al año de forma conjunta las sociedades inspeccionadas. Las sociedades contaban "con unos márgenes netos de beneficios sobre el volumen de ventas anormalmente bajos, que en raras ocasiones superaban el 1,5%", según el fisco.

Hacienda se ha volcado en la operación, con un total de 106 funcionarios de la Agencia Tributaria, coordinados por la Inspección de la Agencia en Catalunya y su equipo de auditoría informática. Ha contado, a su vez, con la colaboración de personal de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (Onif) y de las delegaciones especiales de la Agencia en Valencia y Aragón.