23 oct 2020

Ir a contenido

Dos universidades de Brasil y de España pondrán en órbita un nanosatélite

El satélite llevará a bordo un sistema para la transmisión y recepción de mensajes por radio con el fin de estudiar sus posibilidades tecnológicas

EFE / RÍO DE JANEIRO

El satélite en miniatura "CubeSat Serpens", desarrollado por universidades de Brasil y de España, será sometido a sus últimas pruebas en Japón antes de ser colocado en órbita, dijeron hoy a Efe fuentes de la Agencia Espacial Brasileña (AEB).

La puesta en órbita del nanosatélite, del modelo CubeSat y desarrollado por la Universidad de Brasilia (UnB) en asociación con la Universidad de Vigo, de España, está prevista para el segundo semestre de 2015 y será realizada desde la Estación Espacial Internacional.

Con este objetivo en el horizonte, el equipo fue enviado el pasado sábado a Japón, donde será sometido a una última serie de pruebas por parte de la Agencia Aeroespacial de Exploración Japonesa (JAXA).

Con una estructura en forma de paralelepípedo y un peso de apenas 3,5 kilos, el aparato fue ensamblado en el Laboratorio de Integración y Test (LIT) del estatal Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), en Sao José dos Campos, ciudad en el estado de Sao Paulo.

El satélite llevará a bordo un sistema para la transmisión y recepción de mensajes por radio con el fin de estudiar sus posibilidades tecnológicas.

El proyecto forma parte del programa Serpens (Sistema Espacial para la Realización de Investigación y Experimentos con Nanosatélites), en el cual han participado nueve investigadores, incluidos tres estudiantes de la Universidad de Vigo.

Además de la UnB y de la Universidad de Vigo, que ya cuenta con la experiencia del lanzamiento de los satélites "Xatcobeo" y "Humsat-D", participaron en el proyecto diversas instituciones de BrasilEstados Unidos e Italia.

Los CubeSat son un tipo de nanosatélites cuya masa y dimensiones están estandarizadas y cuyas misiones pueden ser controladas desde estaciones de seguimiento universitarias o de radioaficionados.

El crecimiento exponencial de los lanzamientos de pequeños satélites en los últimos años es un hecho. En 2012 fueron poco más de una decena; en 2013, más de cien, y en 2014 se calcula que rondaron los doscientos.