Proceso por corrupción en la Agencia Tributaria

El fiscal recurrirá la semilibertad otorgada a Núñez padre e hijo

Los empresarios abandonaron la cárcel de Quatre Camins la víspera de Navidad

Los dos acudieron este lunes al centro abierto de la Trinitat, donde solo irán a dormir

Núñez padre e hijo llaman a la puerta del centro penitenciario abierto en el barrio de la Trinitat de Barcelona.

Núñez padre e hijo llaman a la puerta del centro penitenciario abierto en el barrio de la Trinitat de Barcelona. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / BARCELONA

La Fiscalía de Barcelona tiene previsto recurrir la decisión de la Direcció General de Serveis Penitenciaris de la Conselleria de Justícia de la Generalitat de otorgar el tercer grado penitenciario o de semilibertad al constructor y expresidente del FC BarcelonaJosep Lluís Núñez, y a su hijo el día antes de Navidad, según confirmaron a este diario fuentes oficiales de dicha institución. Los dos empresarios acudieron este lunes a primera hora de la mañana al centro penitenciario abierto ubicado en la antigua cárcel de jóvenes de la Trinitat, en el barrio barcelonés del mismo nombre. Realizaron los trámites burocráticos necesarios para el cumplimiento del tercer grado, que les permitirá ir al recinto solo a dormir de lunes a jueves. El resto de días de la semana podrán estar en su casa.

Pasaban unos minutos de las 9 de la mañana cuando Núñez y su hijo acudieron juntos en un mismo coche al centro abierto de la Trinitat. En su interior permanecieron durante un tiempo y para rellenar los documentos de ingreso. Tras ello, volvieron a salir y abandonaron el lugar. No debían volver hasta la noche, tal y como prevé el régimen de tercer grado en el que fueron clasificados por la Conselleria de Justícia, tras la propuesta realizada por la junta de tratamiento de la prisión de Quatre Camins, en la Roca del Vallès. Allí habían ingresado el 16 de noviembre para cumplir la pena de dos años y dos meses de prisión que el Tribunal Supremo les impuso (el alto tribunal les rebajó la condena inicial de seis años de prisión ) por sobornar a funcionarios de Hacienda para que hicieran la vista gorda en las inspecciones tributarias.

Nuñez padre e hijo salieron de la cárcel de Quatre Camins el pasado 24 de diciembre, la víspera de Navidad, tras pasar tan solo 38 días en celdas del Departamento de Medidas de Seguridad (DMS), un módulo especial reservado normalmente para policías y funcionarios. La junta de tratamiento del centro penitenciario y, después, la Direcció General de Serveis Penitenciaris tuvo en cuenta al conceder el tercer grado a los empresarios la aplicación del antiguo Código Penal (los hechos son de la década de los 80 y 90) en la redención de la condena, lo que supuso que los dos años y dos meses se redujeran a poco más de un año.

Sufragado las multas

Noticias relacionadas

Los técnicos penitenciarios también tuvieron en cuenta que era el primer delito cometido por Núñez padre e hijo, que no tenían ninguna causa más pendiente y que habían sufragado las multas impuestas por los magistrados, así como el entorno familiar y económico. Núñez padre alegó su delicado estado de salud a raíz de su edad, 83 años. Fuentes penitenciarias aseguraron a este diario que a pesar de que los dos empresarios solo tienen que ir a dormir al centro penitenciario, un tutor controlará sus actividades. Si incumplen, Justícia puede hacer la regresión de grado e impedirles salir de nuevo.

La fiscalía prevé presentar recurso contra la decisión de otorgar el tercer grado de los Núñez y su situación pasará de nuevo a manos de los jueces. La Audiencia de Barcelona denegó en su día la suspensión provisional de la ejecución de la condena mientras el Gobierno no decidía sobre el indulto que habían solicitado. El tribunal consideró que no estaban rehabilitados y que no dieron muestras de arrepentimiento.