12 ago 2020

Ir a contenido

tensión en la cesta de la compra

El aceite español, pendiente de una mosca y la mala cosecha

La producción ha caído en muchas zonas españolas el 50% por el insecto, lo que amenaza con una gran subida de precios, que empieza ya a notarse

EDUARDO LÓPEZ ALONSO / BARCELONA

Un olivo en mal estado.

Un olivo en mal estado. / JOAN REVILLAS

El aceite de oliva sube de precio. La mosca de la aceituna amenaza la producción de aceite española. Como cualquier insecto impredecible que se precie, su influjo ha sido desigual y poco uniforme en la campiña española este verano, pero el sector aceitero reconoce que la caída de la producción del orden del 50% en Andalucía y otras zonas productoras importantes tendrá incidencia en el precio del aceite de oliva el próximo año. De hecho, cualquier consumidor ha empezado a notar el alza de precios en el supermercado. 

La campaña vuelve a enmarcarse en el temor al efecto que una subida generalizada de esos precios puede tener en el consumo. Siempre se dice que el aceite de oliva como producto vive más problemas de precios que de producción, más de consumo que de artificios o vaivenes agrícolas, aunque para el próximo año las consecuencias de la caída producción va a ser determinante.

COYUNTURA

Jean-Louis Barjol, director ejecutivo del Consejo Oleícola Internacional (COI), opina que el sector está obligado a controlar los precios del aceite de oliva si no quiere ver como los consumidores trasladan sus preferencias a otro tipo de aceites. En declaraciones a 'Olimerca', Barjol ha explicado que la organización ha estimado que el consumo mundial podría bajar en torno a las 50.000 toneladas, con un recorte paralelo de la producción. "No podemos olvidar lo que sucedió hace dos años con una
campaña muy corta en producción, cuando pudimos ver que con una importante subida de precios sufrimos una parada e incluso una reducción del consumo en algunos países", advierte.

MOSCA DEL OLIVO

Mientras en Catalunya la cosecha registrada ha sido muy desigual, con zonas que han visto caer la producción hasta el 60% y en otras incluso hasta ha aumentado, en Andalucía ha habido un recorte drástico, lo que hace temer consecuencias en la evolución de los precios del 2015. La humedad y las temperaturas altas han favorecido este año la aparición de la mosca de la aceituna. La bicha alada ataca al fruto y hace que pierda peso y rendimiento. La larva se zampa literalmente la pulpa de la aceituna en dirección al rabillo lo que causa la caída prematura a tierra de la oliva. Un despilfarro que recorta la producción de los campos del oro líquido que es el aceite o que puede suponer también el incremento de la acidez media (en el caso de que se intente aprovechar el fruto amontonado en el suelo).

AGRICULTORES

El presidente de la Cooperativa de Maials (Segrià), Josep Segura, reconoció recientemente que los precios tenderán a aumentar dada la merma productiva en otras zonas del Estado como es el caso de Andalucía -principal productor-, informa ACN. Este hecho debería incrementar los precios del aceite al por mayor, que se podrían situar entre los 2,80 y 2,90 euros por kilo, respecto de los dos euros de la campaña pasada. Sobre la influencia en el precio de venta al público, Segura descarta grandes incrementos por la gran influencia de la distribución en la fijación de los precios de venta al público, pero el alza mayorísta casi siempre tiene alguna afectación en la cesta de la compra.

TENSIÓN

Pese a que la caída de la producción invita a subir precios, el sector es consciente de que una escalada no beneficiará globalmente al producto, ni tan siquiera a los productores. "No podemos olvidar que este año hay más aceite en otros países productores del arco mediterráneo, que querrán aprovecharse del bajón de
España para posicionarse en los mercados de manera más competitiva, y el único factor clave será el precio", explica Nieves Ortega, directora de la revista especializada 'Olimerca'.