La Generalitat prevé un gasto de 22.481 millones el año que viene

Mas-Colell : "Hay razones para pensar que el Gobierno central quiere respetar el derecho de los catalanes a los servicios públicos"

El ’conseller’ de Economia, Andreu Mas-Colell, y la presidenta del Parlament, Núria de Gispert en la presentación de los presupuestos.

El ’conseller’ de Economia, Andreu Mas-Colell, y la presidenta del Parlament, Núria de Gispert en la presentación de los presupuestos. / ALBERT BERTRAN

3
Se lee en minutos
AGUSTÍ SALA / BARCELONA

El gasto no financiero de la Generalitat ascenderá el año que viene a un total de 22.481 millones, en torno al mismo nivel que este año. Es una de las cifras que incluye el proyecto de presupuestos que el 'conseller' de Economia, Andreu Mas-Colell, ha entregado en el Parlament. Los ingresos de los que dispondrás serán de 19.981 millones, con lo que faltan unos 2.500 millones que deberán obtenerse mediante la negociación con el Estado, como ha adelantado EL PERIÓDICO.El gasto social supondrá 71,2 de cada 100 euros de gasto, el mismo nivel que este año, si bien en euros por habitante y térmminos constantes se sitúa al nivel de hace una década.

Mas-Colell ha considerado que "hay razones para pensar que el Gobierno central tiene voluntad de respetar los servicios públicos de los ciudadanos de Catalunya". El presidente Mariano Rajoy dijo en Barcelona el sábado que esto estaba garantizado, ha recordado, y eso solo puede solvertarse "por la vía presupuestaria", no a través del fondo de liquidez autonómica (FLA) o el fondo de proveedores, que "no puede ser la manera permanente de resolver la financiación", afirma Mas-Colell.

Respecto a la posible falta de apoyos parlamentarios para aprobar las cuentas, el titular de Economia ha dicho que "no se debe añadir más incertidumbre". En un claro mensaje a otras fuerzas políticas ha agregado que ha relcmado ser "suficentemente lúcidos para que, pase lo que pase en términos polìticos, ver que es mucho mejor tener un presupsuto hecho y aprobado".

Sin recortes ni subidas de impuestos

El 'conseller' ha recordado que se mantiene el compromiso de no hacer recortes y de mantener el gasto, tras los ajustes realizados hasta el 2014. Eso se compatibiliza con recuperar la paga que los empleados públicos no cobraban desde hace tres años, así como la jornada y retribución completa de los interinos. La extra la cobrarán también los altos cargos, ha explicado. Otra posible vía de obtener más recursos, como la subida de más impuestos, también se ha descartado.

El déficit a cumplir asciende a 1.440 millones, equivalente al 0,7% del producto interior bruto (PIB). Mas-Colell ha afirmado que seguirán reclamando una asignación del déficit "más justa". Si se aplicaran los términos establecidos por la ley de estabilidad presupuestaria el déficit del 2015 podría ser de más del doble, hasta el 1,62%. De hecho la Generalitat reclamó esos objetivos a través de un recurso contencioso administrativo.

Mas-Colell no ha aclarado cómo se resolverá el desvío del déficit del 2014, que debe ser del 1% del PIB y en septiembre ya alcanzaba el 1,53%. La deuda total ascenderá el año ue viene hasta los 67.192 millones, con lo que supondrá el 32,7% del PIB, frente al 32,5% del año anterior.

Uno de los datos destacados del 2015 será el descenso del gasto en intereses, que bajará el 17,5%, hasta los 1.713,2 millones. Ello se debe a la reducción del tipo de interés del FLA, el principal financiador de la Generalitat.

Mas-Colell ha reconocido que la situación financiera de la Generalitat es "muy difícil" a pesar de que Catalunya está saliendo de la crisis. Lo ha atribuido al descenso de las transferencias procedentes del Estado.

El 25% más para la ATC

La Generalitat gestionará un total de 27.317 millones, lo que supone un aumento del 4,2%, si se incluyen el conjunto de organismos y empresas públicas. La construcción de estructuras de estado se mantendrá, con un aumento del presupuesto de la Agència Tributària de Catalunya (ATC) del 25,7%, hasta los 35,9 millones, con más dotación de personal y medios.

Mas-Colell ha explicado que las previsiones para el año que viene son "optimistas". Por ello prevén un crecimiento del PIB del 2,2%, hasta situarse en 213.684 millones; frente a una previsión del 1,5% para el ejercicio actual.

Noticias relacionadas

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha estimado que las cuentas se podrían aprobar en el pleno de los días 4 y 5 de febrero. El trámite comenzará en el pleno del próximo 15 de diciembre.

Además se ha presentado también el proyecto de ley de acompañamiento, mediante la que se crean ocho nuevas tasas, se modifican 32 ya existentes y se hacen algunos cambios en los tributos propios y cedidos. También se modifica la ley del taxi con mayores sanciones a competidores como Uber.