ESTRENO CON COLAS

Locos por el 'made in USA'

La firma de moda alternativa Urban Outfitters abre su primera tienda en España en el centro El Triangle de Barcelona

Más de 6.000 personas se habían apuntado a la inauguración

Cola para acceder a la tienda Urban Outfitters de Barcelona en su estreno.

Cola para acceder a la tienda Urban Outfitters de Barcelona en su estreno. / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos
SONIA GUTIÉRREZ / BARCELONA

Barcelona está de moda. Como ya hicieron en su día Hollister y Forever 21, otro gigante de la moda estadounidense, Urban Outfitters, ha elegido la ciudad catalana como puerta de entrada en España. Y la inauguración de su primera tienda, un macroespacio de 1.870 metros cuadrados en plena plaza de Catalunya, no pudo tener este jueves un mejor estreno: más de 6.000 personas se habían apuntado vía redes sociales a la apertura, lo que se tradujo en enormes colas de jóvenes con ganas de comprar las prendas alternativas de la firma.

"La apertura había generado mucha expectativa, lo sabíamos por las redes sociales. Se interesaron tres veces más personas que cuando inauguramos la tienda de Amsterdam", destacó ayer a este diario Stephen Briars, director creativo de Urban Outfitters.

La compañía llevaba dos años buscando el local perfecto para empezar su aventura, y finalmente aprovecharon la salida de la empresa francesa Habitat del centro comercial El Triangle para abrir  en Barcelona. "Nos encanta la ubicación. Siempre que nos instalamos por primera vez en un mercado intentamos que sea un lugar emblemático", agregó Briars.

Urban Outfitters es un referente de la moda street en Estados Unidos, y en las dos plantas de la tienda de Barcelona se pueden encontrar tanto moda de hombre y de mujer (marca propia y multimarca -Won Hundred, Libertine Libertine, Unify Pippa Lynn, Stussy, Baron Von Fantasía, Rodnik, Fila y Levis-) como regalos (tazas, discos, complementos para el hogar...).

Noticias relacionadas

"Nuestro público son las personas activas, que les gusta hacer deporte, ver mundo, viajar" explicó Briars. El diseño del establecimiento acompaña a su cliente objetivo: recrea una nave industrial, con hormigón y estructuras metálicas, y añade dibujos inspirados en Gaudí e ilustraciones por las paredes realizadas por el artista Agostino Iacurci. Además, es la primera tienda con un taller donde dos personas trabajan continuamente en el interiorismo del local. Otra de sus atracciones es un fotomatón, donde cualquier cliente podrá llevarse su foto impresa de recuerdo.

El grupo Urban Outfitters cuenta con más de 400 tiendas en toda Norteamérica y en 1998 aterrizó en Europa con su primer establecimiento en Londres. Desde entonces, ha abierto locales en Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Suecia, Holanda y Reino Unido. De momento, el grupo no trabaja en la apertura de una tienda en Madrid, aunque, según Briars, sería el "paso lógico". La firma facturó 1.848 millones de euros hasta octubre (+6%), con un beneficio de 121 millones (-21%).