MERCADO LABORAL

El paro en Catalunya cae al 19% y vuelve al nivel del 2011

Los expertos enfrían el optimismo oficial y avisan de que el empleo se desacelera

El verano, la industria y la fuga de activos recortan 195.200 parados en toda España

3
Se lee en minutos
ANTONI FUENTES / BARCELONA

La encuesta de población activa (EPA) ha actuado nuevamente como un imán para los dirigentes políticos. La reducción del paro y la creación de empleo registradas en el tercer trimestre de este año son buenas noticias muy apetitosas para cualquier Administración. Al conocer la EPA que difundió el Instituto Nacional de Estadística (INE), el conseller de Empresa i Ocupació de la Generalitat, Felip Puig, decidió comparecer  para valorar los datos. "La tendencia positiva de los últimos meses se confirma con la creación de empleo. Estamos ganando la batalla contra el desempleo", aseguró Puig como conclusión de un exhaustivo repaso a los datos positivos de la EPA, que dejó la tasa de paro en un 19,1%, el nivel más bajo desde el 2011.

En el conjunto del Estado, el desempleo también descendió al nivel más bajo desde el 2011, aunque con una media del 23,67%. Tanto en Catalunya como en toda España se han roto "barreras psicológicas" al bajar por debajo del 20% y del 24%, respectivamente, gracias a una conjunción del efecto estacional de la temporada turística, a una mejora en el sector industrial y a la marcha de parados desanimados. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, destacó la solidez económica de España, mientras que el ministro de Economía, Luis de Guindos, pronosticó que habrá datos positivos de empleo "durante varios trimestres más".

EL SEGUNDO TRIMESTRE, MEJOR

Pero, ¿es tan sólida como parece la reducción del desempleo? Los expertos y, por supuesto, los partidos de la oposición y los sindicatos enfriaron ese optimismo oficial en la interpretación de la tendencia del mercado laboral. "El comportamiento del mercado laboral según la EPA del tercer trimestre fue positivo, pero menos que el observado al cierre del primer semestre. El aumento del empleo se desaceleró, lo que unido a la reducción de la población activa resultó en una caída de la tasa de paro hasta el 23,7%", destacó el servicio de estudios del BBVA.

Entre julio y septiembre pasados se crearon 151.000 puestos de trabajo (34.800 en Catalunya), por debajo de los 172.800 que preveía el BBVA y a mucha distancia de los 402.400 ocupados nuevos contabilizados en el trimestre de primavera. La comparación interanual es más favorable al mostrar mucha diferencia con los 39.200 puestos de trabajo en que creció la población ocupada en el tercer trimestre del año pasado y al haber acumulado en 12 meses 274.000 empleos nuevos.

EFECTO ESTACIONAL

Si se corrige el efecto estacional en los datos, se aprecia mejor la desaceleración en la generación de puestos de trabajo al reducirse la cifra a la mitad (75.000 ocupados). El ritmo de incremento de ocupados en términos desestacionalizados ha pasado del 0,9% del segundo trimestre al 0,4% del tercero.

El servicio de estudios de la patronal de las ETT (Asempleo) también destacó que se aprecia "cierta contención" en la generación de empleo y reconoció que la reducción del desempleo ha superado sus previsiones porque no contaba con una fuga de población activa tan importante. En tres meses, 44.200 personas dejaron de buscar trabajo en toda España, lo que contribuyó a amplificar la reducción del paro al sumar la fuga de trabajadores a los empleados que encontraron trabajo.

RETORNO DE INMIGRANTES

Noticias relacionadas

En Catalunya, dejaron el mercado de trabajo un total de 9.600 empleados en el trimestre pasado y 80.300 en un año, con una concentración especial en los menores de 30 años (59.700 activos menos). Felip Puig atribuyó un 80% de la fuga de empleados al retorno de inmigrantes a sus países de origen y, el resto, a jóvenes que emigran en busca de empleo.

Para el sindicato UGT, la caída de la población activa "indica que las personas en paro ya no buscan empleo o se marchan al extranjero ante la falta de expectativas laborales". CCOO advirtió de que "no se puede hablar de recuperación mientras se mantenga una tasa de paro elevado con tasas insuficientes de actividad y empleo". Concretamente 726.100 parados en Catalunya y 5.427.700 en el conjunto de España.